lunes, 1 de julio de 2013

«Lo primero que miramos es la parte humana y social del proyecto, dinero lo puede ganar cualquiera» Koldo Saratxaga #madebyner (Un Nuevo Estilo de Relaciones, Harreman-Estilo Berri Bat)

Egun on! A los muy buenos días del primer día de julio, primero de la semana y kilómetro 0 de una nueva exposición del Nuevo Estilo de Relaciones (NER). Solo nos falta para la colección ser los número 1 en esta cultura innovadora, el NER, que aquí se comparte a razón de tres post por semana, mucha ilusión, vivencias...

Tangibles e intangibles se unen aquí, en esta web, como hoy se unen en todo proyecto que amanezca y empiece a rodar para una nueva semana, sea con el Nuevo Estilo de Relaciones o con otro estilo. Intangibles como las propias relaciones o la mencionada ilusión.


¿Te has fijado en que a veces, en medio de una conversación, decimos la frase «¡empecemos por el principio!» para tratar de poner claridad en el desarrollo de algo que se ha complicado o enredado? Con esta invitación, «¡empecemos por el principio!», deseamos que quede bien definido para todos el tema del que estamos hablando, el auténtico punto de partida de nuestra conversación. Es porque a los proyectos, las personas, los temas, etc. nos define lo que adoptamos como base, aquello sobre lo que vamos a construir el desarrollo.

Y en este punto de partida es donde el NER empieza ya a hacer una contribución tan grande como diferente, tanto que es muy lógico que se le califique de «revolución».


Sí, el mundo empresarial y cualquier otro deben ser eficientes, generar recursos o procurárselos para vivir en una sociedad donde nadie ni nada vivimos sin ellos. Pero ¿esto es lo principal, en lo que debemos centrarnos, el principio que definirá nuestro viaje? Para la cultura empresarial al uso, sí, y por eso se dedica a gestionar recursos. En el contexto de la cultura de la cosecha, de los llamados «resultados», todo se transforma en recurso susceptible de ser gestionado, todo se quiere ver como una gallina de los huevos de oro o se trabaja para que lo sea.

En el Nuevo Estilo de Relaciones distinguimos que lo importante en un proyecto son las personas, desde el principio. Tenemos claro que son ellas quienes lo harán realidad, con sus decisiones, actuaciones, sentimientos, ideas ¡y relaciones! Las relaciones permitirán que salga a flote la energía de las personas y, lo principal, que se una.

Cuando decimos «personas», estamos diciendo «todas las personas» y facilitamos que sea así con un estilo de relaciones donde las personas son libres, tienen voz y voto, y se cuenta también con su responsabilidad.

«A veces pienso que esta sola frase: “un nuevo estilo de relaciones” es suficiente para expresar todo lo que siento sobre la necesidad del cambio urgente y que quien lo comprenda dará el gran salto y quien no, se quedará con sus formas y, permitidme que sea crudo, con sus temores y desconfianzas y, casi seguramente, con el fracaso de cara al futuro.»













No hay comentarios:

Publicar un comentario