jueves, 3 de octubre de 2013

Un sentimiento con el que caminar, el orgullo de pertenencia, parte izatearen harrotasuna


El orgullo de pertenencia en el Nuevo Estilo de Relaciones (NER) es un sentimiento, lo que equivale a decir que no se puede imponer ni nace de un minuto a otro.

Es una cosecha, un fruto de la siembra que se va haciendo cada día al confiar en las personas y al responder a la confianza con los logros alcanzados, sea como proyecto individual o como ner group.

Los logros en el NER van más allá de aspecto económico que da su razón de existir a un proyecto empresarial, ya que importa también el camino que se toma para superar los retos en busca de los éxitos que necesitamos. Esta forma de hacer es el Nuevo Estilo de Relaciones que compartimos en esta web: ética, transparencia, comunicación, libertad, responsabilidad... como muestra de orgullo de pertenencia.

¿Y para qué vale el orgullo de pertenencia? Podríamos mirarlo como el equivalente, a escala organizativa, de la autoestima a escala individual; sería el combustible con el que funciona el coche, según la comparación que hace Ramón Roca en esta charla a alumnos de la Universidad de Barcelona a punto de graduarse. Es decir, el orgullo de pertenencia es impulso y energía para desarrollar nuestra trayectoria como proyecto.

Muestra de orgullo de pertenencia a ner group ha dado Logos, S. Coop. al compartir los resultados del grupo con las empresas de su sector.



Esto es lo que diferencia al NER organizativamente, especialmente ahora, cuando hablar de orgullo de pertenencia es una moda y, por lo tanto, se menciona muy frecuentemente entre los rasgos que definen a una empresa. Sin embargo, hace, por ejemplo, 18 años, no se hablaba de ello y como muestra, tenemos este testimonio directo de Koldo, en un artículo publicado entonces y que ahora hemos releído a propósito del tema del post. Y esto significa a su vez que el NER ha ido por delante también en el orgullo de pertenencia organizativo.













No hay comentarios:

Publicar un comentario