viernes, 28 de marzo de 2014

Un nuevo estilo de relaciones


El Nuevo Estilo de Relaciones (NER) se encuentra en el mundo empresarial. Con el NER se desarrolla una actividad, hay clientes, se buscan clientes, hay proveedores, se presenta el balance del ejercicio, como ahora ner group compartiéndolo con la sociedad, se participa de clústeres y asociaciones sectoriales, intersectoriales, de la CAV, del estado, se exporta…

Sin embargo, con el Nuevo Estilo de Relaciones, todo esto es el fruto de una forma de hacer empresa totalmente diferente, porque nace de una vida juntos, por decisión y en comunicación entre todas las personas: desde la información que necesitamos para implicarnos y trabajar, la comunicación en todas direcciones porque trabajamos en equipo, hasta la opción incluso de soñar con un futuro para todos, porque apostamos por lo que nos une y ponemos patas al sueño, con un Plan de Ideas y Objetivos anual, que aprobamos también entre todos y al que previamente hemos dado contenido de igual forma, ¡entre todos!; y luego con más patas, a través de retos mensuales, semanales y diarios; es también un futuro compartido con la sociedad, en una medida económica y de tiempo, además de lo que cada persona podemos aportar a nuestro entorno, donde nuestros allegados saben de nuestra forma de ver las cosas o sencillamente nos ven contentos y satisfechos.

Probablemente todavía no se cuenta lo suficiente con todos en el NER y no se acaba de hacer las cosas todo lo bien que se puede; quizá por eso no creen y confían algunas personas que quisieran hacerlo, o están pasivos y críticos algunos que no quisieran estarlo. Podemos relacionarnos más y mejor, y también admitir que el camino de las relaciones es de doble sentido y encontrar correspondencia al 50, al 30 o al 10 hará bien a todos también.

Empresa es un término y realidad que a muchas personas, entre la sociedad, les provoca algún rechazo; es ese lugar de donde nacen los ingresos que necesitamos para vivir y donde más pronto que tarde no es raro acabar desencantados, quemados, tratados como números… Etc. Hasta con las palabras “odio” y “personas amargadas” se ha descrito la relación laboral de una mayoría de personas. Ha sido hace muy poco el coach holandés Mikah de Waart; acabamos de conocerle, y no nos sorprenden unas cuantas de sus afirmaciones, sino comprobar que parecen un estadio o etapa del pensamiento que vemos reflejado en algunas páginas de Un nuevo estilo de relaciones. Para el cambio organizacional pendiente. Otra lectura que nos ha sorprendido por lo mismo es el artículo titulado «¡Convierta en propietarios a sus empleados!», del presidente de Siemens Joe Kaeser. Quizá en otros post haya oportunidad de comentar algo con relación a estos puntos de vista, pero con solo leerlos vemos que cada vez más el mundo de la empresa se acerca a un terreno virgen que tendrá que atravesar para pasar al otro lado, el de su futuro, y es el terreno de la participación de las personas. Los dos autores citados lo prescriben a su manera; conociendo el NER, sus propuestas se nos quedan cortas. Es un gran contraste que la sociedad de la información que nos rodea se mueva a velocidad vertiginosa y, en cambio, muchos de nosotros pareciera que apenas estamos incubando estados emocionales previos a prepararnos para empezar y etc., es decir, no arrancamos. El NER nos moviliza enseguida, no en el camino perfecto que quizá aspiran a emprender quienes tanto se lo piensan, pero sí en el camino de movernos y avanzar.

Para terminar el post, remitimos a los siete vídeos que ner group ha publicado de made by ner, 2ª edición. Son intervenciones de un promedio de unos seis minutos, en torno a una hora en total, y reflejan el NER y su cambio y movimiento mejor de lo que podemos explicar. Ayer los hemos compartido en Twitter y en LinkedIn y hoy lo hacemos aquí. Seguro encontraréis algo o mucho que os guste y os interese, ya que vais a escuchar perspectivas de todo tipo.












No hay comentarios:

Publicar un comentario