viernes, 11 de abril de 2014

«Con tesón y convencidos de que tenemos algo que ofrecer, hemos ido encontrando nuevas entidades y personas que han entendido lo que somos»

«La primera reunión del equipo financiero de ner group tuvo lugar el 23 de marzo de 2009. La mayor dificultad con la que nos topamos en esos inicios fue que quienes se responsabilizaban de los departamentos económico-financieros de las diferentes organizaciones estaban poco acostumbrados a compartir información, a participar y aportar temas. Estos departamentos siempre han estado formados por personas que no solemos salir de nuestras organizaciones a ver y conocer otras realidades, mucho menos a compartir una información que se entiende muy sensible o confidencial. Era un tremendo cambio para aquellas 10-15 personas el salir cada mes de sus respectivas organizaciones y sentarse juntas en una mesa para ser parte activa de un equipo, aportando conocimientos, dudas o ideas de mejora. Se trataba, pues, de ir creando un ambiente que facilitara que la gente saliera de su día a día, de sus problemas diarios, donde compartiera un par de horas con otras personas de similares inquietudes y problemas. A su vez, el objetivo era que esto nos permitiera aprender mutuamente de cómo han solucionado otros un problema o, viceversa, aportar ideas nosotros para solucionar problemas de otros.

»Se empezó compartiendo información sobre ayudas financieras, sobre cómo gestionábamos las subvenciones y sobre acciones que se llevaban a cabo en algunas organizaciones, como la retribución flexible. [...]

»Así fuimos caminando muy poco a poco, con la dificultad de romper con las formas de hacer en el pasado de personas reacias en un principio a compartir, pues no lo hacían habitualmente y tampoco veían en las reuniones otra cosa que un formalismo u obligación que cumplir. Pero pudimos hacerles ver y sentir las ventajas de compartir estos ratos con quienes tenían parecidos problemas, tanto a nivel interno como externo. [...]

»Mientras nosotros íbamos caminando con pequeños pasos, el entorno económico-financiero se iba deteriorando a pasos agigantados y algunos proyectos empezaban a encontrarse en situaciones de dificultad. Esto nos obligaba a pensar qué podíamos hacer para ayudarnos mutuamente. [...]

»En el nuevo estilo de relaciones creemos que la unión hace la fuerza, que solos no llegamos muy lejos y que la cooperación entre proyectos es vital en cualquiera de las formas que se dé: conocimiento, instalaciones, mercados... Decidimos así dar los primeros pasos en pos de intentar ayudarnos unos a otros de una forma diferente a la realizada hasta la fecha, aun sabiendo la dificultad que entrañaba tanto internamente (poner en común datos, costes, pool bancario...) como externamente, porque estábamos hablando también de las poderosas entidades financieras. [...]

»Comenzamos a caminar muy poco a poco y fuimos creando esos vínculos que queríamos con algunas entidades. En cuanto a otras que desde la prensa dicen que quieren dar crédito y que no lo dan porque no se pide, pero que en realidad no quieren saber nada de organizaciones en estos momentos tan convulsos, fuimos sustituyéndolas por otras que nos demostraron que sí querían estar en el mundo de la empresa. Así hemos ido realizando diversos pools bancarios a lo largo de los últimos dos años y migrando de unas entidades a otras.

»Es un proceso largo, lógicamente, porque no se trata de cerrar ni cancelar ninguna línea o préstamo, ahora que la financiación es tan escasa y que puede condicionar la existencia de alguna organización en un momento determinado. Se trata de ir caminando en un cambio hacia las entidades definidas, liderado por las organizaciones más grandes que puedan apoyar a las más pequeñas sin condicionar garantías ni nada por el estilo. Recientemente hemos finalizando el mapa bancario y el balance banco/empresa de ner group. Queremos saber, porque lo creemos vital, cuánto gana cada entidad con nosotros. No lo que nos cuesta a nosotros, que eso lo sabemos todo por nuestra cuenta de resultados, sino cuánto ganan ellos de ese coste que asumimos nosotros.

»Cuando te sientas con la banca, muchas veces da la sensación de que te regalan el dinero o que te están haciendo un favor. Y eso no es así para nada. Detrás, como todos sabemos, hay un negocio muy rentable para ellos y sobre el que, por desgracia, las organizaciones individualmente tenemos muy poca influencia. Por ello, animamos a todas las organizaciones a que hagan ese análisis de rentabilidad por entidad para que sepan lo que dan a ganar a la banca. Que cada persona que domicilia su nómina en una entidad sepa lo que gana esa entidad por eso, y sepa si esa entidad financiera está apoyando o no a la organización a la que pertenece, y si no la apoya, que lo sepa y pueda actuar en consecuencia. Quizá así entre todos lográramos algo que hoy en día parece una ilusión: pasar a ser actores principales, con influencia sobre las entidades, que no nos traten como si les debiéramos un favor. Somos sus clientes. [...]

»Con tesón y convencidos de que tenemos algo que ofrecer, hemos ido encontrando nuevas entidades y personas —porque al final la decisión la toman las personas— que han entendido lo que somos, la forma de hacer que tenemos, de apoyarnos entre nosotros, de internacionalizarnos, de obtener sinergias beneficiosas para las organizaciones, y han hecho posible que estemos creciendo con ellas y pudiendo abandonar esas otras entidades que no han querido estar con nosotros.»

Experiencias ner 2012












No hay comentarios:

Publicar un comentario