martes, 8 de abril de 2014

Un nuevo estilo de relaciones para un entorno de libertad y para la libertad interna de cada proyecto

Hoy el protagonista es el 3 del Nuevo Estilo de Relaciones (NER): comunicación, libertad y responsabilidad / komunikazioa, askatasuna eta ardura. Es muy comprensible, parece lógico, encontrar estas tres prácticas y valores a continuación del proyecto de todos y de los equipos autogestionados. Con comunicación unimos voluntades alrededor de una meta y después actuamos en coherencia, es decir, actuamos en libertad y con la responsabilidad de saber que todos contamos en el proyecto.

En libertad vivimos tan bien y tan a gusto como mal se vive bajo la falta de libertad. Las sensaciones de cada uno en ambas experiencias, que son comunes y corrientes, en distinto grado, nos darán la razón al leer esto. Por tanto, de momento nos vamos alegrando mucho por encontrar un estilo que habla e incluye la libertad. Sin embargo, quizá nos surja el interrogante que oímos de vez en cuando, con eso de qué bonito el NER, pero que a ver cómo se hace, dicho así, con algo de acento retador. ¿No sería más adecuado decir que qué idóneo para los seres humanos vivir de acuerdo con este estilo de relaciones (este u otro semejante, pero aquí hablamos del NER) y que a ver si nos decidimos a deshacer el artefacto de injusticia que hemos creado en concepto de mundo y sociedad, con el que damos respuesta a tantos desafíos de la vida?

Aunque la comodidad explica gran parte de la resistencia al cambio en las personas, también nos sirve como mecanismo de protección para no convertirnos en veletas, de aquí para allá.

¿Y si tuviéramos una forma concreta, realizada y garantizada, de construir nuestras organizaciones libres de aquellos aspectos que reconocemos van mal y sabemos que podrían ser de otra manera? Así es, a grandes rasgos, el lugar del NER como propuesta de cambio, con el añadido de que el NER empieza el cambio desde la raíz, desde cero, no en aspectos, con parches. Así nos lo están mostrando los proyectos de ner group, en su día a día, con su participación y compromiso.

Escuchar a Joana Saratxaga en estos pocos minutos de vídeo, en el encuentro II made by ner, nos ha hecho pensar en la libertad interior, en la de sentir que tenemos opciones, oportunidades, posibilidades, que no estamos solos ni cercados por el rechazo, la adversidad, etc. En esta práctica que nos cuenta que hacen en ner group, existen al menos tres grandes medios de libertad. Se trata de la integración de personas de diferentes proyectos de ner group en distintos equipos formados para trabajar por intereses en común. Como dice Joana, de esta forma se sale de la rutina, que nos recorta la capacidad de reacción y nos ayuda a despertar la creatividad, nos inspira. También nos aporta conocimiento y perspectiva. En tercer lugar, nos das la posibilidad de sumarnos a otros para conseguir mejores proveedores o mejores precios de los proveedores.

Aquí tienes estos cuatro minutos escasos y enjundiosos.



Al margen de nuestro tema del post, oímos a Joana referir que los huertos de Lur Denok van avanzando y en este momento emplean ya a cuatro personas, dos en Astigarraga y dos en Ajangiz.












No hay comentarios:

Publicar un comentario