martes, 17 de junio de 2014

Clientes y proveedores integrados y locales

Habremos oído hasta la saciedad a las madres y a los padres, y/o lo habremos experimentado como tales, que el niño o la niña se niegan a comer en casa las legumbres, mientras que en casa de su abuela o tía son capaces de repetir plato. Legumbres o verdura o etc.

Y cuando trabajamos o desarrollamos cualquier actividad, empresarial o laboral, ya de adultos, hacemos algo parecido, que es lo que refleja Koldo Saratxaga hacia el minuto 28 de su comparecencia en la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco (momento de la diapositiva en la imagen). No compramos a nuestro vecino, no contamos como proveedor con el del pueblo de al lado y en cambio, compramos a las multinacionales, compramos y hacemos que se hinchen (crezcan multinacionalmente) con nuestro consumo.



Koldo habla de este fenómeno para defender la necesidad de unión como resorte de supervivencia, necesario en nuestro mundo globalizado, donde el competidor puede tener un tamaño tal que neutraliza o anula cualquier avance que podamos hacer.

Al final, hagamos lo que hagamos, sea mediante una destreza mecánica, artística, científica, financiera… el resultado tangible e inmediato es dinero, se mide en dinero, nos dirá el sistema piramidal, el mismo que encumbra el consumo.

Pero no es la cantidad, lo grandes que podamos ser, nuestro punto fuerte, sino lo relacionados que estemos; viceversa, no seremos débiles por pequeños, sino por solos, por aislados. Es el mensaje que nos llega desde ner group donde las cosas han ido bien desde el primer momento, enfatiza Koldo.

Nos encontramos en la era del conocimiento y esto tiene que ver y supone una oportunidad en cuestión tanto de clientes como de proveedores, siempre que sepamos realizar cosas tan simples, tan poco necesitadas de IT, logística e infraestructuras, como escuchar a nuestros proveedores y clientes, adoptar una actitud incluyente hacia ellos y su conocimiento.

El Nuevo Estilo de Relaciones (NER) nos facilita integrar a proveedores y clientes como compañeros de viaje; nos ayuda a armonizar nuestras metas con estar despiertos en medio de nuestra realidad, dispuestos a ver y a escuchar oportunidades de relaciones junto a nosotros.












No hay comentarios:

Publicar un comentario