lunes, 1 de septiembre de 2014

El cambio del cambio en la era del conocimiento: un Nuevo Estilo de Relaciones (NER)

Comenzamos el curso, este post es el primero y sí, continuaremos exponiendo el Nuevo Estilo de Relaciones, el NER, por voluntad y deseo de K2K emocionando. Este blog tiene un valor testimonial, es apenas una música de fondo, pero ojalá se oiga en los campos de batalla donde cada día tenemos, o tendríamos, que estar con nuestro buen ánimo y capacidad de lucha para ir adelante.

Empezamos.

¿De dónde ha salido el NER en este mundo en el que vivimos? ¿Es un meteorito que ha aterrizado por aquí? ¿Un árbol que ha crecido en una ladera donde alguien enterró sin pensar la semilla de una fruta?

Sabemos que el NER es un estilo organizativo y que un estilo organizativo es, a su vez, una forma de establecer un conjunto entre personas que se reúnen o coinciden por medio de situar a cada una en un lugar de ese conjunto. Como el NER está basado en las personas, se aplica no solo a la empresa, sino también a cualquier sector o ámbito donde haya personas que se juntan por o para algo.

Pero ¿de dónde ha salido el NER? Muchas veces decimos que ninguno de sus elementos es original, pero que el conjunto que forman los 13 es una novedad radical. Bien, pues primer post de curso y primera idea del Egunero sobre el NER:

el Nuevo Estilo de Relaciones (NER) es el cambio del cambio en la era del conocimiento. El cambio del cambio en esta era del conocimiento en la que nos encontramos.


Brevemente, un intento de explicación: ¿a que en tu empresa, colegio, proyecto, etc. tenéis una misión, una visión y unos valores? ¿Y a que estáis pendientes continuamente de mejorar, más bien, de la mejora continua y no hay procesos y procedimientos inamovibles? Bueno, pues ambas cosas las ha traído la era del conocimiento, además de otras, como que recursos humanos o capital humano no sean términos de mucho recibo o que no hay necesidad de jefes porque todos compartimos los mencionados misión, visión y valores. Esta traída y llevada era del conocimiento nace en los años 70 y es el nuevo paradigma social, productivo, en definitiva, el contexto de la revolución tecnológica que se está desarrollando, o estamos desarrollando.

Muy bien y breve, cuatro minutos, lo expone Carlota Pérez; puedes escuchar esos minutos siguiendo este enlace, son los 4 minutos finales del vídeo, a partir de 13:18.


El nuevo paradigma: era del conocimiento. Resumen en los cuatro minutos finales, a partir de 13:18. Puedes ver la presentación completa de diapositivas de Carlota Pérez en esta conferencia siguiendo este enlace.


La pregunta sería si la misión, visión y valores han guiado al barco en la travesía. La respuesta que dan la crisis económica y la sociedad egoísta que construimos cada día nos dicen que aún muchas organizaciones no han evolucionado hacia la era del conocimiento. Es evidente que el estancamiento, el fracaso, no son por falta de ganas, de aptitudes, aptitudes, ya que también la crisis está siendo una oportunidad de ver mucha solidaridad en las personas. La pregunta es de nuevo la de Koldo Saratxaga en su libro del NER: «¿Tenemos los líderes o los gestores adecuados y capaces de realizar el cambio?».

Muchos ejecutivos y ejecutivillos que llegan al NER desean descubrir su secreto y empiezan a hacer cábalas. «Koldo es el padre del cooperativismo y su modelo es cooperativismo», decía uno de este gremio hace poco. La idea de encontrar la clave del NER es ser un superejecutivo, en lugar de ejecutivo o ejecutivillo sin más, por ambición o porque no cabe otra forma de pensar en nuestra sociedad.

Sin embargo, en lugar de hacer «crítica hidráulica», como llamaba el poeta Pedro Salinas a la búsqueda de fuentes, orígenes, influencias, etc., quizá podríamos ver el resultado, esos números que comparten los proyectos NER y que incluyen, entre otros logros, el empleo de todos. Esto no se logra con un secreto solo, con un modelo, es necesario poner el corazón y decidir que se va a mantener el empleo, para lo que a su vez hay que sentir sus capacidades, aptitudes y que ellas son el auténtico motor de un proyecto.

Aquí lo dejamos, porque en el siguiente post es cuando hay que hablar de las personas como base de un proyecto, el elemento número 1 del NER.












No hay comentarios:

Publicar un comentario