jueves, 24 de septiembre de 2015

«Un liderazgo claro y tenaz para hacer coincidir los intereses de todas las partes» | El #2 del NER, equipos autogestionados (caos organizado) / talde autogestionatuak (kaos antolatua)


Egun on! Ongi etorri, bienvenida, bienvenido visitante de este blog. ¡Otro rato y página dedicados al NER, Harreman Estilo Berria, Nuevo Estilo de Relaciones!

Hoy vamos al 2 del NER. El número 2, después de proyecto basado en las personas, es: equipos autogestionados (caos organizado) / talde autogestionatuak (kaos antolatua) / self-managed teams (organized chaos).

Junto con «personas» o «basado en personas» y «participación», los «equipos autogestionados» son una seña de identidad del NER muy utilizada para presentarle bien y pronto. Mira, por ejemplo, cómo lo refleja la UPV/EHU en la noticia de una visita de alumnos a AMPO:

«El objetivo de la visita [de los estudiantes del Minor en Gestión Social de la Empresa de la UPV/EHU a AMPO, S. Coop.] ha sido conocer y analizar un sistema de gestión novedoso basado en equipos autónomos de trabajo que se ha implantado recientemente en esta empresa.»


Imagina que estamos en el año 2115, dentro de 100 años; por entonces, para explicar la procedencia de este segundo elemento del NER referirán, por ejemplo, el origen de la autogestión o cómo es una empresa autogestionaria, la teoría del caos y la expansión del trabajo en equipo dentro de las organizaciones. Todo esto, en el futuro y ahora, es un punto de partida para saber de qué estamos hablando, para hacer un aprendizaje aprovechando la experiencia ajena que encontramos compartida, encontrar un puente hacia más conocimientos, captar ideas, construir argumentos, etc.

A la hora de la realidad, hoy y en el futuro, los protagonistas pasamos a ser nosotros. Cada día, el NER facilita a todas las personas la oportunidad de ser inventores y emprendedores del trabajo en equipo.



¿Qué interiorizaríamos para actuar como un equipo autogestionado con las características y en el entorno específico del Nuevo Estilo de Relaciones?

Explicado con nuestras palabras —cada uno tiene las suyas y ahora ha tocado que demos las nuestras—, todo empieza en que las personas del proyecto han acordado una meta, un reto, y se han comprometido a conseguirlo entre todos. Después, reparten por equipos la tarea que hace que todo funcione y a partir de aquí, cada equipo organiza autónomamente su actividad, es un equipo autogestionado. Los resultados de cada equipo son su aportación al avance del proyecto común.



¿Cómo es un equipo en un proyecto con este Nuevo Estilo de Relaciones?

«Un equipo está formado por un número de personas (cuatro a cinco es la mejor opción), que interesa que se elijan entre ellas, que debatan y escojan a su líder, que decidan juntos y de común acuerdo marcarse un reto, entendiendo a priori el mismo como algo muy difícil de lograr, en un tiempo determinado.

»Podemos cambiar la organización piramidal de un día para otro o podemos migrar hacia una organización horizontal de forma progresiva si nuestro objetivo es que los equipos actúen de manera transversal a la organización establecida. Conozco y comparto asesoramiento en ambos tipos de proceso. En ambos casos, sólo se requieren ideas claras y un liderazgo integrador.»


«Un liderazgo integrador», termina diciendo Koldo Saratxaga en esta cita que hemos tomado (de su libro Un nuevo estilo de relaciones. Para el cambio organizacional pendiente / Harremann-estilo berri bat. Egiteko dagoen organizazioen aldaketarako, cap. 1. kap.), refiriéndose al conjunto de la organización. Es porque más allá del líder del equipo y del conjunto de los líderes de los equipos, está el Coordinador del Proyecto, el Coordinador General, si bien a todo liderazgo en el NER le atañe el ser integrador de cuantas personas esté a su alcance hacer que participen en el proyecto común: el líder del equipo integrar en el reto del equipo y el Coordinador integrar en el proyecto común.

No es fácil, puede parecer hasta imposible, si nos ponemos pesimistas y damos entrada a temores o si en el conjunto de la campana de Gauss, no miramos la amplia mayoría que quiere que todo funcione y nos quedamos en la minoría o la excepción de quienes están dispuestos cada día a poner palos en las ruedas del avance del proyecto… En definitiva, si nos quedamos en lo que nos separa y no nos centramos en lo que nos une.

Dice Francisco Javier Salcedo Bilbao (Jabi Salcedo, familiarmente, presidente de NER group) que al comenzar a rodar el proyecto común, en algunas personas no hay sentimiento ni interiorización ninguna de proyecto común, y siguen en la cultura individualista del competir, lo que en la formación de equipos se traduce en que eligen como líder a alguien que consideran menos adecuado, en detrimento de alguien que podría hacerlo mejor, pero con quien tienen una rivalidad y no desean darle la oportunidad de que «le» salgan bien las cosas. Entre comillas «le» porque ningún fracaso o éxito va a ser en definitiva de una persona, sino de equipo. Es una de las situaciones que nos ponen de manifiesto el alcance del NER como cambio cultural, y nos hacen ver, o vislumbrar, que este reto no se logra de la noche a la mañana ni tampoco por generación espontánea. Hay que insistir, de nuevo con palabras de Koldo, diáfanas y productivas:

«Se requiere un liderazgo claro y tenaz para hacer coincidir los intereses de todas las partes. La falta de un equilibrio mínimo entre los implicados traerá consigo un camino un tanto tortuoso y con un futuro incierto. Una organización liderada con auténtica pasión debe aportar un “desarrollo humano sostenible” en el entorno en el que actúa.»



Caos organizado

Con la actividad autónoma de los equipos (a cada uno corresponde planificar su actividad, desarrollarla, comprobar que va dando el resultado buscado, etc.), surge el llamado «caos», mientras que el apellido de «organizado» (equipos autogestionados (caos organizado)) nace de que todos los equipos coordinan su actuación gracias a la reunión de Compromiso entre los líderes de los equipos.

¿Y qué se siente al actuar como un equipo autogestionado en un proyecto común?

Al hablar de equipos autogestionados en esta página hoy, han intervenido acciones como coordinar, integrar y liderar. Así es el aspecto exterior en un proyecto NER, y si traducimos estas realidades a sentimientos y actitudes internas, coordinar e integrar suponen que todos nos beneficiamos con la actitud participativa y cooperante de todos. Proyecto común es un planteamiento «ganar-ganar», todos ganan, ganamos, con un Nuevo Estilo de Relaciones. Pasar del planteamiento a la realidad, y dar futuro al proyecto común, significa equilibrar los intereses de todos los participantes, lo que es un cometido clave del liderazgo.












No hay comentarios:

Publicar un comentario