martes, 20 de octubre de 2015

La actividad se reinventa desde 0 con el NER – Las tres partes que deciden – La «fábrica NER», una nueva fábrica – La gestión de todas las personas sobre lo económico-financiero y la eficiencia – La idea 31/2013 del Equipo de Compromiso con la Sociedad de NER group – Las personas y sus proyectos importan – Sin horas extras y con reparto de resultados



La actividad se reinventa desde 0 con el NER. La parte productiva ahora es responsabilidad de todos como cosa propia. En el idioma del NER, esto se llama tener un proyecto común: nuestro, de todos y cada uno de nosotros. Un proyecto tan nuestro y propio como que las decisiones las vamos a tomar entre todos; todos vamos a tener toda la información precisa para decidir tanto con autonomía como con conocimiento; un proyecto tan nuestro como que no nos van a sacar de él, no hay despidos.



Las tres partes que deciden

Todo empieza en proyecto basado en las personas, que significa un proyecto de todos los implicados en llevarlo adelante. Implicados de la forma que sea, todos pasan a ser protagonistas de la realidad que a partir de entonces nace con un Nuevo Estilo de Relaciones.

El escenario seguirá siendo el mismo, quizá, o solo de momento: las mismas caras y las mismas paredes; el «quehacer» —la llamada «producción»— en cambio, va a variar considerablemente, en correspondencia con el nuevo «sistema operativo» que entre todos vamos a instalar en esa organización en la que nos encontramos.

La parte del proyecto que corresponde al capital seguirá teniendo el nombre y apellido de una serie de personas o persona: cooperativistas, accionistas, propietario único, etc.

Y la parte que se debe a la Administración pública (vía impuestos, seguros sociales, normativas, etc.) continúa igualmente cumpliendo ese destino, en los niveles local, autonómico y estatal.

Con el NER, el peso de cada una de estas tres partes en el proyecto se va armonizando en función de las situaciones que se presentan. Contamos como ejemplo para visualizarlo con una experiencia que Óscar García Valdivieso narra en su libro Cuando la propiedad no quiere ceder el poder, en el capítulo 5. Se trata del reparto de unas pérdidas entre las tres huchas correspondientes a las tres mencionadas partes del proyecto; se subraya que todas las personas del proyecto son todas, directos e indirectos.



La «fábrica NER», una nueva fábrica

Todos somos faber, fabri, ‘fabricantes’, en el sentido de que damos vida a diferentes realidades, sean valores intangibles o productos manufacturados. Pensando en esto es fácil reflexionar en que el NER crea fábricas, conforma nuevos lugares de producción. La primera piedra es el consenso por un proyecto común. A esto sigue de inmediato una nueva organización, articulada como estructura abierta y democrática: las decisiones se toman en la reunión de todos o asamblea y en los equipos autogestionados —y coordinados— que reemplazan a los departamentos. Incluso el espacio físico prescinde en lo posible de paredes innecesarias. La organización como orden se sostiene en el liderazgo, dentro de estos mismos mencionados espacios de decisión: del coordinador del proyecto y de los líderes de los equipos. El liderazgo es el reto de facilitar el qué (la actividad específica) y el cómo (el NER).

Esto es la física del «sistema operativo», el hardware, y la química o el software va en consonancia, como vemos, por ejemplo, en algunos elementos del NER compartidos en las páginas que llevamos de curso: comunicación, libertad, responsabilidad; ofrecer oportunidades, no control, cometer errores; etc.

Todo esto queda bien reflejado en estos párrafos del equipo K2K emocionando.

«La falta de objetivos comunes, por tanto, de comunicación, transparencia y confianza, hace que las llamadas empresas (empresarios + trabajadores) no funcionen como un proyecto único basado en lo más importante, que es la totalidad de las personas que la componen, independientemente de sus responsabilidades, focalizadas de forma ilusionante en los clientes, lo cual se alimenta con mucho cariño y dedicación, y en la eficiencia, lo cual implica una total transparencia e igualmente realizar una dedicación explícita a la formación económica, así como financiera, en los momentos actuales. Personas, clientes, eficiencia nos llevan a mantener actividades que son referencia en innovación, calidad, servicio y manejo de los costes. Todas las personas pueden y deben aportar en estas claves, tenemos muchos ejemplos que lo validan.

»Corresponde a los que más responsabilidades tienen lograr proyectos ilusionantes y participativos. Lo mismo que no creo en las organizaciones de organigramas conformados en departamentos estancos con objetivos estancos, tampoco en continuar con el caduco paradigma de empresa “y” trabajadores. En esta nueva era del conocimiento y la información no tienen futuro las Pymes que continúen con más de lo mismo. Se impone remar al mismo ritmo y constancia o será cada vez más complicado arribar a puerto.»

Koldo Saratxaga


«Una empresa la compone el capital, que es el que pone el dinero, y los trabajadores. A día de hoy las decisiones las toma el capital, pero tanto el conocimiento como la producción dependen de las personas que están debajo. Hace años el capital tenía más peso porque el conocimiento de la plantilla era menor, pero a día de hoy si tú coges un dinero que no tiene nombre y pones otro, todo anda exactamente igual. Sin embargo, si quitas a los trabajadores, que son los que tienen el conocimiento, todo se viene abajo.»

Francisco Javier Salcedo Bilbao



La gestión de todas las personas sobre lo económico-financiero y la eficiencia

Todas las personas de un proyecto NER reciben unos conocimientos económico-financieros orientados a la gestión de la actividad que ahora es de su responsabilidad. Son los conocimientos suficientes y necesarios, y los imparte el equipo K2K emocionando.

Juntos con estos conocimientos sobre los costes, los beneficios, las pérdidas, las horas trabajadas, etc., se transmiten criterios de eficiencia. Estos consisten básicamente en transmitir que las personas no son costes, sino lo más importante para el proyecto, y en ampliar la perspectiva para tener en cuenta además de los resultados, los medios que se emplean:

«En ningún caso los costes de las personas, los costes laborales, son la causa de fracaso en una organización. Una cosa son las personas y sus relaciones y otra sus costes.

»Personalmente no creo sea tan difícil ponerse de acuerdo en el cómo y en el qué hace que una organización mida su evolución y posición competitiva en el mercado.

»Debemos alejarnos de criterios de eficacia, que logran objetivos al precio que sea, y sustituirlos por criterios de eficiencia económica, que tienen en cuenta los medios utilizados y los logros conseguidos. Insisto cada vez más en que debemos aplicar criterios de eficiencia, no podemos permitirnos el lujo de despilfarrar ni el tiempo de las personas, ni medios materiales que siempre parten de recursos naturales, los cuales no está claro que existan únicamente para satisfacer nuestros actos poco inteligentes, ni que vayan a perdurar en el tiempo.»

Koldo Saratxaga



La idea 31/2013 del Equipo de Compromiso con la Sociedad de NER group

Es de interés reflejar que esta formación económico-financiera se ha ampliado en contenido y destinatarios, ya que, como iniciativa social, cuatro voluntarios de NER group han impartido charlas sobre préstamos hipotecarios a personas del grupo y cercanas y a sus familiares:

«La idea surge como consecuencia de las recientes sentencias dictadas por el Tribunal Supremo respecto a la nulidad, por abusivas, de las cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios a interés variable.

»Consiste en que las personas voluntarias de NER group con conocimientos del tema den charlas informativas en los proyectos del NER, dirigidas a todas las personas que forman parte de las organizaciones asociadas y/o a sus familiares u otras personas especialmente relacionadas con el NER, que estén interesadas, para que obtengan con estas charlas la información necesaria con la que después mantener un primer contacto con su entidad financiera, de cara a mejorar las condiciones de su situación hipotecaria concreta.»


Esta es una de las ideas desarrolladas por el Equipo de Compromiso con la Sociedad de NER group. Se ofrecen resumidas en el capítulo 7 de Experiencias ner 2013.



Las personas y sus proyectos importan

Por lo que acabas de leer, puedes intuir que las personas importan en NER group más allá de los límites de lo que se llama convencionalmente «el trabajo» o «la empresa». La intuición se confirma si escuchamos a Francisco Javier Salcedo Bilbao, al empezar esta entrevista, que la razón de ser de la transparencia tiene que ver con que las personas hacen planes de vida y familia contando con los ingresos que les proporciona el empleo.

Por transparencia, todas las personas conocen el estado y evolución financiera del proyecto. Por transparencia y conocimiento de que las personas piensan, sienten y deciden, y no son solo fuerza de trabajo. Asumir esto, ¿es cuestión que va más allá de argumentos e involucra una determinada ética y sentimientos de humanidad?



Sin horas extras y con reparto de resultados

En unos pocos sectores existe una paga de beneficios y en realidad es una cantidad estipulada independiente de los beneficios del proyecto. En otros sectores hay complementos de productividad y primas que se abonan obligatoriamente, haya o no productividad o motivo para premiar con una prima.

En un proyecto con un Nuevo Estilo de Relaciones se comparte la cosecha real o las pérdidas reales entre las tres partes que deciden o cuentan.

No hay horas extras, sino las horas para desarrollar el encargo que se acepte (o así lo entendemos ahora en esta página; habrá otras maneras de expresarlo).

Más allá de las cifras de un ejercicio, el resultado es una vivencia que comporta una evolución positiva:

«Hemos demostrado que con un sistema de relación diferente, horizontal, con transparencia, confiando en las personas, dejándoles libertad, haciéndoles responsables, siendo generosos con la riqueza y con el conocimiento se crece. Hemos sido capaces, en plena crisis, de mejorar en dos años: un 50 por ciento en crecimiento y multiplicar 10 los resultados. No puedes crecer en una organización en la que pelea está dentro (empresarios, sindicatos, trabajadores...). Más de lo mismo durante siglo y medio. Así es imposible competir y menos con México, China o India. No parece que la mayoría se dé cuenta porque siguen haciendo huelgas, convenios sectoriales, etc., haciendo que los demás arreglen lo de mi casa. Seguimos ahí, con convenios para miles, cuando cada empresa es una cosa diferente, tiene sus propios sus problemas... hacer un convenio para pymes, que hacen huelgas en empresas que van bien, que van mal... Arréglate con tus 20 o 30 personas y deja de meterte en un saco porque estás en el convenio del metal. Eso es pasado, absolutamente pasado.»

Koldo Saratxaga


«Hay muchas empresas que gastan más energías en buscar los culpables de un fracaso y lamentarse que en analizar las circunstancias que lo han provocado, buscar soluciones y adaptarse. Eso agravado con el hecho de que no se toma en cuenta la opinión de las personas que tienen una tarea concreta y que, por ello, mejor conocen cómo solventar problemas y mejorar la productividad.»

Peio Alcelay












No hay comentarios:

Publicar un comentario