viernes, 30 de octubre de 2015

Óscar García: Nosotros estamos convencidos de que si eres generoso, recibes generosidad, siempre, siempre. Parece muy sencillo, pero no es tal, es un cambio cultural hablar de generosidad | Transparencia, confianza y generosidad - Gardentasuna, konfiantza eta eskuzabaltasuna, en palabras del equipo K2K emocionando (4/4)





Óscar García
Nosotros estamos convencidos de que si eres generoso, recibes generosidad, siempre, siempre. Parece muy sencillo, pero no es tal, es un cambio cultural hablar de generosidad

Hemos hecho una cosa preciosa en Logos, para que veáis que hacemos todo diferente. Empezamos a tantear [el mercado de Sudamérica] dando vueltas y llegamos a Ecuador y allí, de repente, contactan con nosotros unas personas que son fabricantes número uno y que quieren que les ayudemos, crear una alianza. Imaginaros… Les dijimos: «¿qué os podemos dar?, ¿conocimiento? Vale, pues vamos a valorar cuánto es nuestro conocimiento». Al final, lo que vamos a hacer es que nos van a dar el veinte por ciento de su empresa y nosotros vamos a darles know-how, conocimiento; les vamos a enseñar a fabricar muebles de alta gama y por eso nos van a dar ellos a nosotros parte de la empresa. Es decir, hemos invertido conocimiento y hemos adquirido un veinte por ciento, con lo cual ya tenemos una empresa en Ecuador para suministrar a todo Ecuador. En definitiva, es un mundo de relaciones.

Otro ejemplo. Si habéis leído el libro de Experiencias ner 2012, lo habéis visto. Es EKIN, una empresa que hace brochas, no brochas de pintar, sino brochas de una máquina brochadora y tenían su competencia, que se llamaban Ebay, sí, como los de Internet, su competencia al lado, que justo habían salido de EKIN, lo normal hace unos años, que normalmente el que trabajaba en un lado salía y montaba una empresa. Estaban todo el día peleándose con ellos, eran menos, pero se peleaban con ellos y encima, como eran antiguos compañeros, imaginaros el «cariño» que se tenían. Y un día les dicen: «oye, que vamos a cerrar; estamos en proceso de quiebra y cerramos. Si queréis aprovechar a comprar alguna maquinaria o lo que sea, podéis hacerlo». Cualquier empresa, ¿qué hubiera hecho? Voy, miro lo que hay, espero a la subasta, compro las cuatro máquinas que me interesan, contrato a los cinco que me interesan, me quito a la competencia del medio y ya está; por cuatro duros les he desmantelado y ya está. ¿Qué hizo NER? ¿Qué hizo EKIN? Fue idea de Koldo [Saratxaga], las cosas como son: «nosotros no dividimos, sumamos; vamos a hacerles una oferta para que se integren en EKIN». Fueron, hicieron una asamblea, les explicaron lo mismo que os he dicho y les preguntaron: «¿queréis integraros en EKIN, sí o no? Las máquinas, con su valor contable, lo que esté establecido; las personas, con las mismas condiciones que EKIN, y empezamos a sumar». ¿Resultado? En un año han mejorado un porcentaje impresionante con una suma de una empresa más. ¿Por qué? Porque iban a los clientes juntos, les veían a gusto, les veían bien, no han dividido nada, no han perdido, y encima están creciendo. Sumar, sumar, sumar.

Aunque desde pequeños parece que nos cuentan lo contrario, nosotros estamos convencidos de que si eres generoso, recibes generosidad, siempre, siempre. Con lo cual, nosotros somos generosos. Nos llaman desde Rusia, nos llaman de no sé dónde, «oye, que queremos… venid; que queremos que nos expliquéis…», y nosotros les explicamos y les abrimos todo. ¿Sabéis lo que nos pasa luego? Que cuando necesitamos cualquier cosa, llamamos y nos atiende todo el mundo.

Con lo cual, si hay que ir a Ecuador, llamamos y en Ecuador hay gente que nos echa una mano, vamos a México… porque estamos dando y entonces, recibimos. Generosidad, generosidad, generosidad.

Y a nivel financiero, ¿qué estamos haciendo? NER da a ganar a los bancos cuatro millones de euros todos los años. Entonces, ¿qué estamos haciendo? Porque todos los bancos, ¿con quién quieren trabajar? Con AMPO, con EKIN, con Lancor, con Panelfisa… con los que van a tope, pero, claro, luego hay pequeñitos, o más pequeños, que tienen problemas de financiación y nadie les da. Nosotros lo que no hacemos es tener participación entre las empresas [que formamos NER group], lo único que tenemos es relación. Así que lo que estamos haciendo es que les decimos a los bancos: «oye, nosotros os damos a ganar cuatro millones, Gashor necesita trescientos mil euros; dale los trescientos, y el negocio te lo pasamos todos para que tú se los puedas dar», y así ayudamos a las más pequeñas.

O, por ejemplo, habéis visto en la prensa hace poco que AMPO ha invertido dinero en EKIN, que iba a hacer una ampliación, sobre todo a nivel internacional, de mucho dinero, y como es un tema muy interesante, pues en vez de ir a un banco, AMPO ha dicho que como quiere diversificar, ha llegado a un acuerdo interno de que el diecisiete por ciento de los resultados los invierte en áreas que no tienen nada que ver con las válvulas. En EKIN ha invertido, o a Gashor, que ha pasado por un problema por una sentencia y una historia, AMPO le ha echado una mano y ha puesto un dinero para que pueda seguir adelante. Eso parece muy sencillo, pero no es tal, porque AMPO es una cooperativa y hay que aprobarlo ante setecientas personas, cuando alguno puede estar pensando que también lo está pasando mal, porque el egoísmo surge… Por eso digo que esto [la generosidad, el NER] es un cambio cultural, hablar de generosidad. Vamos a ayudar porque nunca sabes quién te puede ayudar.












No hay comentarios:

Publicar un comentario