viernes, 22 de enero de 2016

«Un equipo motivado y unido», «lan talde motibatu eta elkartu bat»: Walter Pack



Tras el prólogo de Experiencias ner 2014, ner bizipenak 2014, leeremos la historia de Walter Pack y el NER, remontándose a los años anteriores al NER, cuando Walter Pack se convirtió en proveedor de Irizar.

La historia NER en Walter Pack comienza por el deseo de Miguel Bernar de transformar su empresa en «un equipo motivado y unido», «lan talde motibatu eta elkartu bat».

De manera que esta historia es también la de un propietario empresarial que asume el rol de emprendedor en su propia empresa, cuando esta se encuentra en un estadio de madurez.

Este intraemprendizaje comienza escuchando y aceptando las propuestas de Koldo Saratxaga, por lo tanto, el Nuevo Estilo de Relaciones, el NER.

La libertad y la responsabilidad de las personas empezarán a gestionar Walter Pack con unas decisiones que sorprenderán a Miguel Bernar, para bien y también para muy mal, sobre todo en dos ocasiones, aunque fuera para muy mal por su bien y el de todos. Y es que, en el curso del cambio cultural del NER, Miguel se vio «despedido» de su propia empresa por dos veces, primero por Koldo y después por sus antaño «empleados» reconvertidos en jefes y compañeros.

Pero Miguel Bernar no «echó las patas por alto» ni rompió su compromiso de cambio ni se dio por vencido; siguió adelante, sacando fuerza de la confianza en el NER, de su propio espíritu emprendedor, y de quién sabe qué más que esta historia no exprese. Todo siguió adelante en Walter Pack y los resultados reseñados a día de hoy son tan buenos como para que Miguel Bernar sienta que es una realidad su nueva empresa, que su intraemprendizaje y el emprendizaje común han dado fruto. Al mismo tiempo, continúa convencido de profundizar en el NER y no dar por hecho el cambio organizacional.




¿Qué pasaría si tú, empresario de una pequeña o mediana empresa, subes un 17% los salarios y haces indefinidas a todas las personas, sin excepciones? Otro reto para Miguel Bernar. Otro desafío a su capacidad de riesgo, a su confianza en el NER y en Koldo Saratxaga, a no escudarse en lo legal y tomarlo como equivalente de ético. En respuesta, no solo no ocurrió nada que lamentar, sino que el proyecto Walter Pack subió y subió, los sueldos el 17% por término medio y los resultados según se colige de su situación en Igorre y sus proyectos internacionales. Este hecho y el planteamiento del que nace destacan especialmente en nuestra sociedad, donde las empresas hacen malabares legales para pagar menos impuestos y menos salarios.



Este capítulo primero valdría como un libro por sí solo, por su extensión en páginas y por amplitud de temas y este post es un esbozo de guía de lectura; aquí no se termina lo que compartiremos de él, pues los libros NER son lo principal de nuestra base. Aunque ahora nos dejamos muchos temas en el tintero, es obligado mencionar uno de los más sensibles que aparecen en estas páginas de Experiencias ner 2014, ner bizipenak 2014. Se trata del acoso, así llamado en el libro, sin eufemismos, y descrito como las presiones de quien entonces asumió el papel de coordinador del proyecto desde K2K emocionando, que fue un asesor externo, no una persona de K2K. Esto fue debido, opina Miguel Bernar, al principal error y carencia para asumir la responsabilidad de la coordinación, que fue el de no tener interiorizado el NER suficientemente.

Cabe decir —y esto no está en el libro— que esta conclusión de Miguel Bernar quizá es apresurada, ya que es lo mismo que asumir que el NER es la única forma de excluir el acoso, cuando es evidente que no es así. Está en la mano de todas las personas, de la ética más elemental, el no acosar, no hostigar, no faltar al respeto, como mínimo, y no reír, aplaudir o imitar el acoso, el hostigamiento y la falta de respeto a las personas, sea a su físico, a su reputación, a su trabajo, etc. Sin embargo, unos y otros comportamientos prenden muy fácilmente, como vemos a nuestro alrededor, precisamente por la cultura y el culto al poder que tratamos de superar con un Nuevo Estilo de Relaciones; por esto, estamos de acuerdo con la conclusión de Miguel, ya que no conocemos otra cultura más «radical» que el NER en cuanto a repartir el poder de manera efectiva, eficiente y sostenida, es decir, de raíz —de ahí lo «radical».

Miguel Bernar también lamenta el daño ocasionado a las personas afectadas y que las heridas en algunos de aquellos que han permanecido en Walter Pack no hayan sanado como para que se reintegren al proyecto. También sugiere que Koldo se tomó demasiado tiempo en reaccionar a las quejas que le presentaba sobre el comportamiento de esta persona.

Además de lo apuntado por Miguel Bernar, sobre la insuficiente asimilación del NER y rapidez de respuesta, cabe añadir que la solidaridad de las demás personas de Walter Pack en aquel episodio concreto también habría quedado en cuestión, si bien somos claramente conscientes de que el acoso, incluso en pequeño grado, presenta un nivel de dificultad muy grande para su resolución, tal como evidencian los casos más extremos que se producen en nuestra sociedad, en los que ni los familiares más próximos logran hacer nada. Si esto es así en el más alto grado de acoso, en los menores o incipientes, con mayor motivo.

Cuando este blog echó a andar, los comentarios estaban abiertos y mientras la mayoría de nuestros lectores y visitantes guardaban silencio, varias personas entonces vinculadas al proyecto Walter Pack dejaron comentarios desfavorables, expresados en ocasiones como exabruptos; algunos de estos comentarios debieron pertenecer a personas que fueron despedidas, en parte, autodespedidas, despidos que también lamenta hoy Miguel.

Es muy necesario salir del despacho y de la zona de confort, por descontado que nos va a dar muchas más satisfacciones, pero también nos ahorrará problemas y dificultades. Dado que, según dicen, «el cuerpo viaja más deprisa que el alma», no es suficiente con tirar paredes, porque aunque se «viaje» fuera del despacho o choco, el «alma» puede seguir siendo de sillón y de despacho. Todo se cambia con comunicación, comunicación, comunicación, sentándonos a hablar, haciendo que sean una realidad tanto la «matriz de relaciones» del NER (el plan de reuniones en todos los equipos y de asambleas) como las reuniones necesarias sobre la marcha para dar la respuesta adecuada en el día a día. Cuando no hay comunicación, comunicación, comunicación, hay filtros, informantes, «enterados», evaluadores a destiempo, en definitiva, siembra de cizaña contra el proyecto de todos.



Bienvenida, bienvenido visitante, lee esta experiencia escrita por Miguel Bernar. Te va a gustar y a sorprender. Los Libros de K2K son de descarga libre en formato PDF y si deseas un ejemplar impreso, también puedes pedirlo, solo se pide un donativo inferior al precio que calculas que el libro tendría en librerías.












No hay comentarios:

Publicar un comentario