jueves, 18 de febrero de 2016

Cambio radical en la enseñanza y la educación (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Cambio radical en la enseñanza y la educación [dice, leyendo la diapositiva proyectada]. Y hay ejemplos bonitos en Euskadi, algunos como son Amara Berri, que las he visitado, y en Cataluña, y en el mundo, muy poquitos, porque la educación está parecida en todas partes; es una educación basada en la memoria. Es la que hemos tenido nosotros, seré el mayor de todos vosotros, pero es lo mismo. Es la que hemos tenido nosotros, basada fundamentalmente en la memoria, en el hemisferio izquierdo. Yo os aconsejo que miréis eso y también inteligencias múltiples, si no lo habéis mirado.

¿Qué es eso las inteligencias múltiples? Como somos todos diferentes, hemos quedado, por eso lo que he puesto al principio es importante, somos todos diferentes, tenemos cualidades diferentes. Con lo cual, tenemos inteligencias diferentes.

Un niño desde que entra es un niño que entra niños de año, del año de producción, vamos a ser un poco crudos. Has nacido del 1 de enero al 30 de diciembre, eres del 55, eres del 76, eres del 2005, como mis nietas. Pero si es que naces un cuarto de hora más tarde, que es el 1 de enero del día siguiente, eres de la añada del 2006, y con eso tienes que estar hasta los veintitantos años. No, no, si eso es una cualidad física, de qué día has nacido, y hemos dicho que los humanos somos sentimiento, pensamiento y físico, lo físico es lo menos importante. Pero no, en función de lo físico, tu vida, tu vida educacional, tu vida de desarrollo, tu vida de enseñanza, tu vida de todo se desarrolla con base en lo físico. ¡Coño! Si es lo menos importante. Y así ha sido siempre, es más cómodo, todos iguales y toda la enseñanza igual.

¡Es una locura! ¡No hay dos niños iguales y se trata a los 24 igual con un solo profesor! Es una locura. Es lo mejor que tenemos, es el futuro de un pueblo, de un país, y lo tratamos como si fuera una cosa más, con problemas de presupuesto incluso ahora, pero sobre todo con una educación mínima, un profesor con 24 niños, ¡es una locura! En las fábricas tenemos un encargado por cada 10 o 12 obreros, que los llaman así, aquí tenemos un maestro, un andereño, una irakasle por cada 24 niños, ¡es imposible! Con lo cual, le dices a un andereño, ¿y si tienes un niño inquieto? “Me pego un tiro”. ¿Y si es inconformista? “Me pego dos tiros” porque no puedes tener en una clase ni un niño ni dos inquietos ni tres. Porque no se puede dar la clase, el currículum, la asignatura que está predeterminada.

Es una verdadera locura, está escrito por todas partes, lo dicen los pensadores más básicos: cambiemos la educación, cambiaremos el mundo. Hacen falta 20 o 30 años, pero, por favor, hay que empezar. No nos podemos comparar con Castilla ni con no sé cuál. Podemos, somos un país pequeño y podemos hacer maravillas. La educación es el futuro de un país y es vuestra responsabilidad. Os lo tengo que decir así, es vuestra responsabilidad fundamental. No es la industria, no es la Ertzaintza, no es las infraestructuras, no son las autovías, son las personas, y eso es la educación, pura y dura, es lo mejor que podemos hacer.

Fijaros cómo funciona esto, esto funciona así [y proyecta esta ilustración]:




«Para una selección equitativa vamos a hacer el mismo examen a todos: por favor, trepe al árbol.»


Esto es lo que hacemos. 11 de la mañana del 11 de junio, examen para todos, ¡examen para todos el mismo! A mi nieta le ponen el mismo examen que a aquel otro niño que ha nacido el mismo año y que no tiene nada que ver con sus capacidades, que no tiene nada que ver cómo ha evolucionado, y si saca un 5 o saca un 8, uno es muy bueno y el otro no. No, no, puede sacar un 5 y ser excelente, porque no es una de sus habilidades, no es una de sus inteligencias. Pero es para todos igual, con lo cual ese niño con un 5 va traumatizado y resulta que para él es el máximo porque no es esa una de sus habilidades. Es como decir “es que no salta la pértiga”, y no tiene físico para saltar la pértiga. Luego no está en la pértiga lo suyo, está claro, no, este no se va a dedicar a la pértiga, y sin embargo, en esto sí. ¡Pero todos iguales, esto es una verdadera locura!

Entonces, ya lo decía Einstein, todo el mundo —¡todo el mundo!—, es un genio. Yo creo que todo el mundo es un genio. Todo el mundo somos un genio. Los humanos somos genios verdaderos. Cuando nos comparamos es cuando decimos unos más que otros, pero todos somos unos genios.

«El sistema de educación en una imagen
“Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un árbol, pasará el resto de su vida creyendo que es un idiota”. Albert Einstein.»


«Si juzgas a un pez por su habilidad para trepar al árbol, pasará el resto de su vida creyendo que es un idiota», y así hay tantos niños traumatizados y tantos niños con fracaso escolar. Porque él lo que hace es competir continuamente con los demás, ¡él no compite con los demás!, es único, ¡es un diamante único! Trátale como un diamante único y no lo compares nunca con otro, que tenga su propia forma, que tenga su propio diseño y su propio brillo, no le compares. Este es el mayor error que hacemos con la sociedad, el mayor error, lo educacional. Traumatizamos a miles de niños para toda la historia, porque cuando estás en este momento si ya crees que no vales, siempre serás un segundón. Y no es que eres un segundón, es que te han metido en un camino que no es el tuyo. Y luego están los niños que saben que se aburren.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











No hay comentarios:

Publicar un comentario