viernes, 5 de febrero de 2016

Entender la diversidad humana es vital para cualquier decisión que se tome (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



¿Qué ocurre entonces con las personas que hay que saber? Es fundamental para la vida particular y para estar con la suegra —como yo digo—, con el amigo o con el vecino: que no hay dos personas iguales en el mundo, ni dos días iguales. El día que descubrí eso, cuando llegué a comprender, incluso a entender eso —que son palabras diferentes—, resulta que te ayuda a poder saber que estás con cuarenta personas diferentes, con cuatrocientas diferentes, y que hoy y ayer es diferente, y tú también estás diferente. Porque la suegra es diferente que tú. Tus dos hijos son diferentes, absolutamente diferentes, y tu hermano es diferente. Entender y comprender y educar en esto, desde que somos pequeños, que no hay dos personas iguales en el mundo ni dos días iguales...

Pongo un ejemplo muy sencillo —para que lo entienda toda la gente a la que se lo explico, se lo explico a todo el mundo, a la gente que dice que no sabe, a los no universitarios—, es con las alturas: si estamos 40 personas, formamos una campana de Gauss con las alturas; aquí hay uno de 1,92 y uno de 1,50, pero la mayoría tendremos 1,60-1,65, es una campana de Gauss. Si pudiéramos medir cómo somos de creativos, saldría una campana de Gauss, porque somos todos diferentes. ¿Y cómo somos de solidarios? Como una campana de Gauss. “Es que la gente no es solidaria”, sí, pero es que somos todos diferentes, unos más y otros menos. La pregunta es cómo somos capaces de desplazar la campana de Gauss a la derecha, pero somos todos diferentes. ¿Cómo somos de generosos? Como una campana de Gauss. ¿Cómo somos de simpáticos? Como una campana de Gauss.

Vamos a la cuadrilla —cuando teníamos—, y cada uno éramos diferente: el que era simpático [...] pero nos complementábamos. La diversidad también tiene que ver con el trabajo en equipo porque, precisamente al no ser perfectos los humanos, menos mal, nos complementamos, pero entender la diversidad humana es vital para cualquier decisión que se tome. No se puede tratar a las personas, a la familia, a los hermanos, a los hijos, como que somos todos iguales, ni como a mí me toca estar arriba, decido, porque ya pienso yo por vosotros. Eso es absolutamente imposible porque cada uno somos un mundo y eso tiene que ver mucho con la educación.

Entender, saber —y esto es ciencia pura, no es que lo diga yo—que no hay dos personas iguales es vital, otra idea básica para poder entender cuando hablamos de personas.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











No hay comentarios:

Publicar un comentario