martes, 16 de febrero de 2016

Ética y transparencia – Y una consecuencia: no horas extras (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Este es el nuestro [modelo]. Voy a hablar de las dos primeras: ética y transparencia. No he encontrado ninguna organización de las que yo he ido en mi vida, y he estado en cuatro continentes, que sea ni ética ni transparente. No he encontrado ninguna, no he encontrado ninguna. Sin ética y transparencia, todo lo demás no funciona. La confianza, la responsabilidad, la libertad… no funcionan.

Voy a poner una cosa que quiero destacar: no horas extras. Y lo quiero destacar aquí. En este país se meten cientos de miles de horas extras. Es ilegal. No se pueden meter más de ochenta. Hay docenas de miles de puestos de trabajo amparados por las horas extras. Lo saben los agentes sociales, que ya sabéis quiénes son —que por cierto representan a diez mil personas los propietarios y al diecisiete por ciento los sindicatos, pero son los agentes sociales—. Los agentes sociales lo saben, el gobierno lo sabe, todo el mundo lo sabe, las cientos de miles de horas que se meten con el paro que hay. Es una injusticia. No es ético que unos señores estén haciendo dos horas y su cuñado y su hermano estén en el paro, eso en la misma casa.

Nosotros, jamás en mi vida ni nosotros hemos pagado una hora extraordinaria, jamás. ¿Qué hacemos? Buscarnos la vida para que eso que parece que es imposible sin horas extraordinarias o sin ir un sábado, cómo hacerlo. Porque como la puerta de las horas está cerrada, reinventamos el cómo lograr ese servicio al cliente y lo logramos siempre, siempre, porque nunca las hemos pagado, y de esa manera creamos puestos de trabajo. Y como no hacemos despidos —en toda la crisis no hemos despedido a nadie, sino incluso hemos crecido, ¿por qué?, porque la puerta del despido está cerrada—, la creatividad y el ingenio hacen que tengas que buscarte la vida porque esa puerta está cerrada.

Esto es como cuando no tienes más salida que para arriba, que ¿cómo trepamos este tubo? Con lo que acabamos trepando, porque los humanos somos capaces de todo. Pero cuando dejas puertas abiertas —despidos por aquí, horas extras por allá—, vamos a lo fácil, vamos a lo general, pero eso no vale. No ha valido nunca, porque no es legal siquiera.

[Continúa leyendo en la diapositiva] Compartido… 30% de reparto de los beneficios… Todo eso es como hacemos, con cual no solo no hemos descendido en trabajo, sino que hemos creado en estos cinco años de crisis. ¿Por qué nosotros sí y otros no? Somos 22 organizaciones, 22 sectores diferentes, tamaños diferentes, lugares diferentes y nos sirve para todos igual, basándonos en esto de aquí.

[...]

Las horas extras no, por solidaridad, por estética, por ética y por todo. Es una verdadera vergüenza que existan como hoy existen. No sé la responsabilidad que tenéis y lo que podéis hacer, pero eso que lo sepamos y que se permita es igual que la droga.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











No hay comentarios:

Publicar un comentario