martes, 23 de febrero de 2016

Pedagogía para que la sociedad tome el papel central en las grandes decisiones y los políticos dejen de acaparar la actualidad de la ciudadanía (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



La sociedad debe tomar el papel central en las grandes decisiones [lee Koldo Saratxaga en la diapositiva proyectada]. Yo soy de los que creo... No lo he visto nunca en mi vida, no sé si voté alguna vez en la época de Franco, como los que tenemos algunos años, algún referéndum me tocó, en Suiza votan para si la pintan de blanco o de amarillo la raya del centro, votan en un referéndum para si el mínimo salarial es dos mil o es tres mil, votan... hacen referéndums. Aquí hacemos “supersures”, hacemos el tema de las basuras… ¿vosotros os imagináis con el tema de las basuras, con el tema de las infraestructuras la pedagogía que se podía hacer? Podríamos ser los que más sabemos del mundo sobre basuras, ¿por qué esto?, ¿qué es bueno?, ¿por qué no es bueno?...

No es un problema de un partido dice, el otro dice, sino, ¿qué es sobre las basuras?, ¿por qué antes se quemaban los restos en las huertas y ahora hacemos humus? Porque quemar los restos de una huerta es una locura, estás contaminando y estás perdiendo aquello que la naturaleza te ha dado, que es de las tierras que recoges, las amontonas, y es humus. Yo lo hago y lo hace mucha gente. “¿Y por qué haces eso?, ¿resulta que no es solo basura?”. Mucha gente no lo sabe, ¡eduquemos! Aprovechemos eso para educar y votar.

No se puede hacer las grandes obras [como] “vamos a hacer la obra mejor de Bilbao en los próximos años”, lees al no se qué de urbanismo, “la obra mayor del siglo”, ya la tienen decidida, ya saben el qué, cuánto y cómo, ¡y los demás no hemos participado en nada! Si va a ser la obra del siglo, tendrás que educar y hacer pedagogía de por qué se hace esa obra, y todo el mundo luego la hará suya. Porque si luego votan que sí, es su obra, es su proyecto, es uno más, lo acogen, como hacemos con todas las cosas. Cuando tú quieres a un hijo, lo acoges. Si te ha venido rebotado, igual tienes problemas con él. La acoges, ¡coño! Haz que la ciudadanía, en los temas importantes, acoja las decisiones, se sienta dueño de las decisiones, se sienta partícipe, se sienta actor.

Es lo que nosotros hacemos, con ese cinco por ciento de hablar y hablar y dialogar, hacer pedagogía para que sientan suyo el proyecto, y luego tiran, por eso nos van las cosas bien, porque luego vamos todos en la misma dirección y cada uno con lo que puede: ¿tú uno? Tú uno. ¿Tú tres? Tú tres. Tú eres listo, pero corto. Tú eres rápido, pero mayor. Tú eres... ¡vale!, cada uno lo suyo, pero en la misma dirección. ¡Claro!, cuando sumas en la misma dirección, te sales de todas todas, te sales de todas todas, porque, normalmente, las personas, en sus relaciones, con sus departamentos y sus jerarquías, cada uno va para lo suyo, las energías se matan unas con otras. Entonces, ¡que hay que usar más el referéndum, que hay que usar más la pedagogía!, la pongo aquí [señala a la diapositiva y lee]: las administraciones deben legislar en una clara, unificada y decidida dirección, y deben dedicar tremendos esfuerzos de pedagogía sobre los temas que más importan a la ciudadanía.

Yo os rogaría que dediquéis tremendos esfuerzos a la pedagogía. Dejad de tiraros las patadas unos a otros, dejad de estar siempre en el candelero los mismos y haced pedagogía. No es “tú más” —que es un poco lo que utilizáis, “tú más que yo”—, sino realmente que las personas entiendan lo que estamos hablando, comprendan lo que estamos hablando y lo hagan suyo. Estaremos educando a un país en las cosas que son tremendas para el futuro. Un país que va con las tecnologías con las que va el mundo tiene que ser un país educado, un país que sabe lo que se trata, que sabe por qué se decide y será un país importante. Un país que luego innovará, creará... y ahora solo tiene miedo, y depende de subvenciones, de esto y lo otro, y de lo que digan unos cuantos. Hay que educar a un país y hay que hacer tremendas pedagogías.

[Se vuelve a la diapositiva final y señala a la frase] “Que los pocos y muy vistos políticos no acaparen, con sus repetidos y enfrentados discursos, la actualidad que cada día llega a la ciudadanía.” Ya lo he dicho y creo que con esto ya termino. Gracias por los cinco minutos.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











No hay comentarios:

Publicar un comentario