martes, 23 de febrero de 2016

Soberanía: el ritmo lo marca la sociedad que cuida lo que quiere, educada, diferente a la sociedad del miedo ahora (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Aquí lo que [vengo diciendo] [Koldo lee la diapositiva proyectada]: “Soberanía educativa (es el futuro de un país); soberanía financiera (básica para crear el país que se decida; ¿qué interés tiene para los ciudadanos tener sus ahorros en lugares opacos y que, además, no responden a sus necesidades?); soberanía alimentaria (en Euskadi, el 90% de los alimentos proviene de una media de 5.000 km —el 90% de lo que comemos nosotros en nuestras familias viene de una distancia de 5.000 kilómetros, fijaros el impacto que tiene en costes, en medio ambiente, en calidad de producto, terrible, es algo que está ahí, nadie lo sabe, lo damos por hecho, hipermercado, que brille y que sean todos iguales, los niños conocen eso y a un niño le das una manzana que tiene una mota y te dice '¿esto qué es?', no quieren saber nada— y no hay ningún poder de cambio); soberanía social y de la salud (definir claramente la situación y los objetivos sociales que queremos y que dejen de ser una consecuencia de lo posible), es decir, soberanía como país.”

Y al final tenemos una soberanía de país, o sea, cuidamos el huerto, cuidamos las semillas, tapamos en invierno, le ponemos paja, le ponemos humus, le ponemos no sé cuál, viene la lluvia y tenemos un huerto que da. No vamos directamente a por la cosecha, no vamos directamente ni a la soberanía ni a lo otro ni a lo otro. Tenemos que tener un país capaz de entender eso, capaz de quererlo y capaz de ser actor de eso. No querer ir por delante porque los políticos que estáis ahí marcáis los ritmos.

El ritmo lo marca la sociedad porque cuida lo que quiere, porque se siente segura y no como está pasando en Cataluña que es a base de miedos cuando hay que decir no a la independencia, no al no sé cuál y demás —“porque económicamente vas a morir, porque las empresas van a cerrar, porque lo otro no sé cuál”—. Es el miedo lo que están empleando ahí. Tenéis que reconocerlo, es el miedo, al voto y a lo que pasa. No es así.

Tienen que ser la educación y el respeto a que cada uno vote lo que quiera, pero no le metas miedo. Pero como son temas que no dominan —la sociedad lo económico— es fácil asustarle. Entonces hoy se vota o no se vota, el 20-40% por el miedo, en temas que son importantes para un país. Digo este como otro cualquiera.

En tanto en cuanto le metan miedo en lo económico, como el dinero se ha convertido en un pilar, automáticamente la sociedad, las personas quebramos, entonces: “votaría esto, siento esto, pero tengo miedo, entonces, cambio”. Mal. Es una sociedad que no está preparada.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











No hay comentarios:

Publicar un comentario