jueves, 30 de junio de 2016

Libertad, poder, oportunidad


Un Nuevo Estilo de Relaciones (NER) es una gran propuesta, incluso hay quienes lo valoran como “la” propuesta de su vida para desarrollar un proyecto. ¡Es necesario diseñar un proyecto, si queremos que nuestra actividad —la que sea, de cualquier escala— rinda los frutos que buscamos! El cierre de tantas empresas, unido a saber que su organización es una pirámide jerárquica, nos interroga sobre si sustituimos la reflexión y la creación propias por unas convenciones que quizá no conocemos muy bien, pero asumimos con la tranquilidad de que a muchos les han funcionado. Un NER es una forma de «escapar del frasco», dándonos cuenta de que antes de las herramientas y recursos están las personas que las eligen y antes de ser unos virtuosos en el manejo de herramientas, lo que cuenta es si sirven al proyecto que hemos diseñado.

Un NER lleva a sus protagonistas, a las personas que lo asumen, por donde determinan y hasta donde determinan. Es libertad y poder, visto así. Su potencial para que esto se realice reside en su capacidad de unir para sumar, cooperar, participar. La unión entre las personas suple carencias y defectos, pero un Nuevo Estilo de Relaciones no nos vacuna contra errores y fracasos, individuales y colectivos. ¡NER cambia las organizaciones, pero no las leyes de la vida!, y una es aprender experimentando, porque los humanos somos limitados. Sin embargo, en lugar de rechazar las equivocaciones y a los equivocados, un NER los valora como aprendizaje, un capital de conocimiento.

Si hacemos la foto de un NER en un momento determinado, veremos que unos lo desarrollan en solo unos elementos, no aceptan todos, y hay hasta quien asume y desarrolla tanto el NER que va más allá de su proyecto, hacia la sociedad, ¡existen tantos NER como personas y proyectos! Pero estas personas están unidas en la voluntad de desarrollar su proyecto con un Nuevo Estilo de Relaciones, de evolucionar por este medio hacia el futuro.

Sabemos que solos no llegamos a ningún sitio, ¡nos necesitamos mutuamente hasta en el menor aspecto!, pero somos individualistas, nuestra sociedad es individualista. Se entiende que las excepciones brillen tanto, que el NER sea una aportación brillante, porque mueve a sumar, cooperar, participar, y a obtener así una energía colectiva eficiente. A NER le quedaría bien el predicativo Brilliant Manufacturing, como ha llamado General Electric al software que está presentando.

El NER es la cultura organizativa para la era de la movilidad, por su capacidad de reacción y respuesta rápida, a partir de las relaciones entre las personas —es como los demás frutos del NER—, y también para la era del conocimiento, porque se apoya en la experiencia compartida y cuenta con los elementos organizativos para ello.

Cada proyecto NER quiere salir adelante, es la primera meta en este tiempo de crisis que no termina y se va complicando con sucesivos acontecimientos en el mundo, como ahora, por poner un solo ejemplo, la gran crisis económica que avanza en Brasil. Cada proyecto y persona quieren un futuro, piensan en él definiéndolo con unas determinadas características, incluso soñándolo, y ahí tienen esa gran oportunidad de lograrlo que es el Nuevo Estilo de Relaciones, sumar con las personas a su alrededor, sus compañeros de proyecto, y encontrar otros compañeros de proyecto, clientes y proveedores, con los que sea posible aceptar retos y alcanzar objetivos.

Bienvenida, bienvenido visitante, si quieres conocer el NER, clarificar sus conceptos organizativos y de gestión, sus valores y actitudes, su ilusión por las personas, merece la pena escuchar a Koldo Saratxaga en esta charla. En realidad es una clase en un curso de verano. La primera parte se titula «Hacia un nuevo concepto de la organización empresarial», y la segunda, «El desarrollo y la capacidad de competir dependen cada vez más de las personas».





Este blog, este pequeño espacio dedicado al NER, termina aquí una etapa de 8 años dedicada a compartir el NER, exponiendo este nombre, sus 13 elementos y su consecuencia; esta es la misión que se le ha asignado, más luego llevarlo a nuestros perfiles sociales. Los testimonios y reflexiones de las personas del NER han sido la base para realizar este cometido. Al principio, eran de Koldo Saratxaga muchas de estas aportaciones que hemos glosado y citado para escribir los post, pero cada vez hay más personas que aportan, ¡y ojalá sean muchas más!

Dada esta misión, el blog ha sido un espacio, además de reducido, aislado, digamos que como una nota al margen de la vida del proyecto y equipo K2K emocionando, así como de ner group. Lo que ha sido enorme es la ilusión por participar en el proyecto NER de K2K emocionando. Ahora viene un futuro para el NER que no dudamos va a ser de innovación y evolución, siempre en la línea NER de sorprender de lo que más nos gusta a todos, propios y extraños, basarse en todas las personas allí donde se siembra esta cultura organizativa.












No hay comentarios:

Publicar un comentario