miércoles, 5 de octubre de 2016

Retrospectiva de los 21 años de trayectoria de Koldo Saratxaga a su llegada a Irizar, S.Coop., en 1991


Son 21 los años de trayectoria de Koldo Saratxaga hasta finales del mes de septiembre de 1991, cuando le ofrecen dirigir Irizar, S.Coop. y acepta: 14 dedicados a Vidrieras de Llodio, S.A., Villosa, y 7 a Etorki, S.Coop., Caja Laboral, S.Coop. y Urola, S.Coop. «Sin quererlo, mi vida se va formando por septenios» [383], dirá Koldo al concluir sus 14 en Irizar.

La retrospectiva que se encuentra a continuación está elaborada con los recuerdos de Koldo. Muestra con relación a cada organización cómo se realiza el paso a cada una de ellas y lo que van aportando a su trayectoria.

Las ideas se han seleccionado por ser representativas y por la conexión que van estableciendo entre las distintas etapas de los 21 años que comprenden. En conjunto ofrecen una idea aproximada, aunque breve, del bagaje que acompañaba a Koldo Saratxaga a su llegada a Irizar.



Vidrieras de Llodio, S.A., Villosa


El cambio a Vidrieras de Llodio, S.A., Villosa: Finalizados los estudios, comienza la vida laboral, un binomio característico en la generación de Koldo Saratxaga

«En nuestra generación cuando acababas de estudiar empezabas a trabajar y ese fue mi caso. Comencé a trabajar en Villosa dedicada a la fabricación de vidrio.» [384]*


Vidrieras de Llodio, S.A., Villosa: «La oportunidad de evolucionar y aprender de forma integral»

«Sin falsa modestia debo decir que estaba bien considerado, por ello tuve oportunidad de evolucionar y aprender de forma integral. Además nunca olvidaré la convivencia con una de las personas más interesantes que he conocido en mi vida, el referido Alberto Subinas, su Director General.» [385]*



Etorki, S.Coop.


El cambio a Etorki, S.Coop.: «La oportunidad de responder a la ilusión por crear algo diferente en el mundo cooperativo»

«Cuando estaba en Villosa, muy bien situado por cierto, pensaba en que por lo único que cambiaría mi puesto de trabajo sería por participar en una cooperativa. [...] Ante todo quería integrarme en el mundo cooperativo y en cuanto surgió la oportunidad de entrar en una cooperativa, salí de Villosa. [...]

»Esa oportunidad surgió cuando Villosa quiso externalizar su actividad de madera. Fue entonces cuando dejé de lado mi cómoda situación y la estabilidad que me ofrecía mi sueldo, necesario para pagar los muchos créditos que habíamos solicitado y adeudábamos, y tomé la decisión, con un altísimo contenido ideológico, sin duda superior al estrictamente profesional, de crear una nueva cooperativa. [...]

»Se llamó, y se llama aún, Etorki. Este nombre lo pensamos Maite y yo un día yendo en coche a comprar plantas a Durango. Quiere decir ‘algo que viene, de futuro’. Realmente fue apasionante el inicio de la cooperativa desde la nada. [...]

»Dicho sea de paso, fue admitida dentro de Mondragón Corporación Cooperativa (MCC) con la sola presentación del plan de viabilidad que preparé, puesto que así lo exigían.» [386]*


Etorki: «Fue un cambio radical. Aprendí a confiar en las personas»

«Etorki supuso la ilusión de pasar de un sistema grande, jerárquico, en el que los dueños son una familia, a un sistema cooperativo de un grupos de personas que parten de cero y crean algo.» [387]*

«El cambio al mundo cooperativo fue radical. Todo era nuevo, el aspecto legal, el económico, la convivencia, el unir ilusiones, el crear nuevos puestos de trabajo, el sentir la diversidad de las personas, la necesidad de la creatividad permanente. Una vivencia inolvidable, absolutamente rica, tanto que ya no he dejado el mundo cooperativo y tampoco el de la decisión y la creación de oportunidades. Aprendí a confiar en las personas.» [388]*


Salir de Etorki: «El sentir humano no estaba con mi espíritu de sufrir para crecer»

«En los cuatro años en los que participé en Etorki siempre se obtuvieron resultados positivos. Luego afloraron egoísmos personales, como se suele decir, salió la vena de cada uno y aquello se vino un poco abajo. Una mañana me levanté a las siete, llegué a la cooperativa y comuniqué a la Junta Rectora que en el plazo máximo de tres meses lo dejaba. Me pareció demasiado esfuerzo personal para tanta ingratitud. Así lo percibí y, por tanto, hice uso de mi libertad.» [389]*

«Dejé Etorki porque el sentir humano no estaba con mi espíritu de sufrir para crecer. Vi demasiado egoísmo en las personas y poca ilusión por un sistema de crear empleo y de distribuir lo que estábamos ganando.» [390]*



Caja Laboral, S.Coop. de Crédito


El cambio a Caja Laboral, S.Coop. de Crédito: Comienzo en Mondragón Corporación Cooperativa (MCC)

«En Mondragón (MCC) comencé en el Departamento de Intervención, atendiendo varias cooperativas a la vez.» [391]*


Caja Laboral: Trabajando en sus Servicios Centrales

«En la primavera del año 1989, me encontraba trabajando en los Servicios Centrales de Caja Laboral, en el Departamento de seguimiento de Cooperativas en crisis y, en concreto, de tres o cuatro de estas.» [392]*



Urola, S.Coop.


Desde Caja Laboral a Urola, S.Coop.: «No creo en la asistencia desde fuera, hay que sufrir día a día con la empresa. Por eso pedí llevar Urola»

«No creo en la asistencia desde fuera, hay que sufrir día a día con la empresa. Por eso pedí llevar Urola.» [393]*

«Fui yo mismo el que propuso que tal vez era lo más adecuado que me dedicara en tiempo completo a la misma, para intentar superar la situación de pérdidas permanentes en la que se encontraba.» [394]*


Urola: «Un periodo intenso de actividad y toma de decisiones. Las relaciones fueron excelentes»

«Viví un periodo intenso de actividad y toma de decisiones. Las relaciones fueron excelentes. [...]

»Todavía guardo algunos recuerdos de esa época y de mi estancia en Urola. Por ejemplo, en 1988 Urola era la Cooperativa número 93 en el ranking de cooperativas de MCC, entre el diez por ciento de cola, con un –16,3% de Tasa de Rendimiento Empresarial. En cambio, en 1989 ocupaba el puesto 34, con un 11,9%, el número 9 en 1990 con un 20,8% y en 1991 el número 3, con un 27,9%, siendo la media de las cooperativas industriales ese año del 6,9% T.R.E. En octubre de ese año de 1991 me incorporé, en dedicación completa, a Irizar. Si logramos estos resultados puedes interpretar cómo estaba la ilusión de las personas, la satisfacción de los clientes...» [395]*


Sentimientos, pensamientos y realidades de Koldo Saratxaga, Anexo II. Retrospectiva de los 21 años de trayectoria de Koldo Saratxaga a su llegada a Irizar en 1991.


* Notas – Oharrak











No hay comentarios:

Publicar un comentario