domingo, 20 de noviembre de 2016

De la gestión al liderazgo | Unir en un proyecto común | Comunicación con todas las personas : : Koldo Saratxaga




«Los trece años de crecimiento que llevamos han generado los suficientes recursos financieros para invertir en lo material y creer que estamos preparados para el futuro innovando solo en estrategias referidas a más tecnologías, mercados, nuevas actividades, productos... Todo esto, con el mismo esquema de relación al uso, también lo puede hacer, y lo hará, la competencia, pero en cualquier lugar del mundo y, casi seguro, de forma más competitiva.» [120]*


«Hoy en día, con la globalización, que se trata de una realidad repentina, no sirven los parámetros de gestión anteriores. En los países emergentes, los asiáticos o los del Este (China es la cuarta potencia mundial), tienen las mejores tecnologías, procesos y calidades, que han sido puestas allí por los países tecnológicamente avanzados con la finalidad de producir más barato.

»De pronto nos damos cuenta de que no es suficiente con producir y hacerlo con calidad, ya que esto lo hacen los otros y a precios muy inferiores.» [121]*


«Solo con una innovación permanente seremos capaces de atraer clientes.

»Estamos en la era del conocimiento, este está en las personas, y la capacidad de innovar también. Solo las organizaciones que sepan hacer esto tienen futuro a partir de la próxima década.» [122]*


«Llevamos décadas de un modelo basado en la jerarquía, venimos de universidades donde se enseña a mandar y a obedecer, de un modelo en el que lo que importa es la posición personal e individual. Estamos en una sociedad de gestores y no de líderes.» [123]*


«Debe producirse un cambio, se trata de interiorizar una nueva cultura, unos nuevos sentimientos. En los tiempos actuales las personas deben ser, sin ningún género de dudas, lo crítico de las organizaciones, frente a las creencias pasadas, en las que el capital y los medios de producción y las tecnologías eran el corazón de la actividad.

»Personas portadoras de energía que es necesario desarrollar; tanto la física como la emocional, la mental y la espiritual. Saber que lo más importante es cómo tratar con inteligencia y eficacia esta energía para poder crear cambios y transformaciones únicas.» [124]*



De la gestión al liderazgo


«Se trata de interiorizar una nueva cultura, unos nuevos sentimientos», que impulsen el cambio cualitativo de la gestión al liderazgo:


«¿Tenemos los líderes o los gestores adecuados y capaces de realizar el cambio?» [125]*


«¿Son capaces de poner a soñar a esas personas que, aparte de unas manos y unos músculos, tienen un cerebro, un corazón y un estómago?» [126]*


«Me han preguntado muchas veces cuál es la receta: no existe una receta, en mi opinión, […]* pero sí lo puedo resumir en un concepto radicalmente claro para quienes realmente quieran dar un paso adelante y deban meditarlo profundamente antes de iniciarlo: creer en las personas.» [127]*


«Obligando a las personas no se consiguen las cosas.» [128]*


«Uno es líder cuando los demás te confieren esa autoridad y se sienten cómodos con el liderazgo que tú ejerces.» [129]*


«Un líder es líder cuando los demás le hacen líder, cuando los demás se sienten cómodos con su estilo y decisiones, con su capacidad de riesgo y acierto, con su humildad, con su coherencia, con su servicio, con su respeto a la diversidad, con su confianza en los que le acompañan, con su generosidad, con su visión de futuro.» [130]*



Unir en un proyecto común


«Las personas han de sentirse actores y amos del proyecto (por derecho propio, no porque se les ha dicho) y partícipes del éxito.

»Hay que ser generosos en la comunicación y contar con el máximo número de personas. Hemos de pasar del mandar al convencer.» [131]*


«Solo quienes desarrollen su futuro en una organización basada en las personas integradas en un proyecto común crearán la suficiente innovación para navegar y disfrutar del éxito. Porque contarán con el talento, consecuencia de la motivación, consecuencia de un conocimiento cada vez mayor, personal y colectivamente, consecuencia de una experiencia compartida donde las personas se comprometen con todos sus valores y capacidades innatas como la creatividad y el emprendizaje.» [132]*


«Una cosa que siempre he tenido clara es que solo las personas pueden hacer que una empresa consiga éxitos.» [133]*


«Para mí, por mi experiencia, la culpa de la falta de motivación, de implicación e ilusión por el trabajo es de una clara falta de liderazgo en las organizaciones. Dicho de otra manera: de los muchos gestores a quienes la cultura imperante, el día a día, la falta de capacidad para arriesgarse y, a veces, los buenos o medianos resultados o bien sus propias incapacidades no les dejan levantar la cabeza y mirar más lejos, no les dejan detenerse para volver a empezar con otro horizonte. También es un reflejo de la educación recibida.» [134]*


«Sé que tenemos algunos problemas de partida: hay medianos, buenos y muy buenos gestores, pero muy pocos de ellos se sienten cómodos en la comunicación frente a frente con todas las personas, mirándolas a los ojos, asumiendo las riendas en el ámbito de hacer un proyecto común, entusiasmarlas, hacerles cambiar su estado de ánimo sobre lo que seguirá siendo su trabajo.

»Por eso creo tan importante enseñar a los jóvenes a comunicar y compartir en público sus inquietudes, sus preocupaciones, sus sentimientos. Pero como más vale tarde que nunca, yo os animo a que iniciéis el difícil, pero muy gratificante, camino de la comunicación, de la comunicación de algo sentido como un primer paso del nuevo estilo de relaciones.» [135]*


«El problema es cómo hacer que todo el colectivo humano se implique en un proyecto: ese es el ser o no ser del futuro de una empresa. […]* Personas unidas, mirando en la misma dirección. La única receta es comprobar si el líder se siente líder, quiere ser líder y si los demás lo ven como líder. Su función es conseguir que los trabajadores deseen hacer lo que están haciendo.» [136]*


«Se requiere un liderazgo claro y tenaz para hacer coincidir los intereses de todas las partes. La falta de un equilibrio mínimo entre los implicados traerá consigo un camino un tanto tortuoso y con un futuro incierto. Una organización liderada con auténtica pasión debe aportar un “desarrollo humano sostenible” en el entorno en el que actúa.» [137]*


«Para movernos con facilidad en este largo caminar, en todo maratón que supone un proyecto empresarial, necesitamos un líder que se sienta cómodo llevando las riendas del proyecto. Un líder coherente, con autoridad, que disfrute de estar al servicio del proyecto y de quienes lo componen, que tiene claro que recoger, recolectar, primero y siempre supone sembrar, plantar, esperar…, es decir unir energías en una misma dirección.» [138]*


«Creo que la función fundamental del líder, del máximo responsable, es motivar a los integrantes del proyecto y asumir que, como tal líder, es el causante de lo bueno y lo menos bueno que las personas aportan.» [139]*


«Debemos evitar juzgar de forma permanente a todos los que tenemos a nuestro alrededor y no creer, de ningún modo, que es nuestra función como jefes. Nuestra función es más la de ayudar que la de descalificar. Es difícil creer que tus veinte o cien personas son diferentes y peores que los veinte o cien de tu competidor o de la empresa de enfrente. Debemos darnos cuenta de que cuando juzgamos y clasificamos a las personas, por ejemplo, del uno al diez, y cuando al décimo lo marcamos con el calificativo de ser el peor y lo echamos, inmediatamente el noveno se convierte en el peor y así sucesivamente hasta que te quedas solo con el primero. Piensa en la campana de Gauss y procura sumar lo mejor de cada uno y pensar cuál puede ser el mejor lugar y forma de conseguirlo.» [140]*


«A las personas no hay que clasificarlas en empresarios, directivos, jefes, directores… son personas. Las personas somos todas diferentes y todos los días diferentes, no hay dos personas iguales. Esto es fundamental para saber que las ochenta, cien, trescientas personas que tenemos son todas diferentes y todos los días diferentes. Y si nuestras organizaciones están basadas en personas, como decimos, hemos de saber que contamos con ochenta, cien, trescientas personas singulares, diversas. No en color, sino en sus capacidades, en sus sentimientos, en sus inteligencias… absolutamente diferentes. Con lo cual, no podemos pedirles lo mismo.» [141]*


«Hay que tener claro qué es lo que entendemos por proyecto y conseguir que las personas se identifiquen con él. Lo hemos comentado muchas veces, por esto es vital la COMUNICACIÓN. Se trata de tener “un proyecto común para un éxito compartido”. Esto, que intelectualmente se entiende bien, resulta muy complicado ponerlo en práctica.» [142]*



Comunicación con todas las personas


«El líder crea una organización y una cultura orientadas al futuro gracias a la confianza en las personas que la componen y con la dedicación de una parte muy importante de su tiempo a comunicar y hacer comprender a todos esa idea del proyecto común, tal y como la he desarrollado.» [143]*


«Quienes en este momento tengan más capacidad de liderazgo intenten crear un proyecto común con todos y para eso hay que escuchar mucho a las personas. Hacer que la mayoría […]* compartan el proyecto. […]* Tiene que haber una persona que lidere el proyecto y sobre todo que lo comparta con todos. La dificultad que yo encuentro es que los jefes no tienen tiempo para hablar con las personas.» [144]*


«El liderazgo supone no solo informar, sino sobre todo, comunicar. Lo cual implica escuchar, y por tanto, una gran dedicación de tiempo.» [145]*


«Entonces, si tengo un proyecto, la pregunta sería: ¿es compartido? Y la siguiente: ¿cómo se hace eso? Pues tan sencillo y tan difícil como compartir un proyecto de viaje entre unos amigos o como crear un proyecto de familia. Lo que está claro es que requiere de mucha comunicación, de muchas horas de relaciones, de muchas opiniones dispares, de mucho ceder, de mucha visión de futuro... de liderazgo. Todo y más hasta llegar a unos objetivos comunes que luego es necesario llevar a la realidad.» [146]*


«Las personas aportamos más en un entorno de confianza y libertad que de mando. Las personas aportamos más si se nos ofrecen oportunidades y se nos dan responsabilidades que si se nos controla continuamente de una u otra forma.» [147]*


«A las personas hay que darles libertad para que sean responsables y para que, de esta manera, puedan innovar.» [148]*


«Los datos indican que las organizaciones que más ganan son aquellas donde las personas más a gusto están. Liderar el entusiasmo es más rentable que gestionar el control y la obediencia, generando miedo.» [149]*


«Personas unidas, mirando en la misma dirección. La única receta es comprobar si el líder se siente líder, quiere ser líder y si los demás lo ven como líder. Su función es conseguir que los trabajadores deseen hacer lo que están haciendo. Yo no creo en el control […]*, ni en la persecución; creo en la motivación de las personas. Defiendo la pérdida de poder del sistema vertical. La información dentro de la empresa es de todos. El problema es cómo hacer que todo el colectivo humano se implique en un proyecto: ese es el ser o no ser del futuro de una empresa.» [150]*


«El logro de objetivos importantes, de retos satisfactorios, de éxito contagioso se logra mejor en equipos autogestionados, capaces de incrementar sus compromisos en base a una mayor comunicación. Esto no es fácil. Tampoco la vida diaria entre personas cercanas y queridas es siempre fácil.» [151]*


«Uno es líder cuando los demás te confieren esa autoridad y se sienten cómodos con el liderazgo que tú ejerces. […]* Y por eso tengo la responsabilidad de tomar decisiones para que todos los equipos y personas avancen de forma equilibrada haciéndoles sentirse lo suficientemente cómodos para poder seguir tirando del proyecto. Y eso es muy complicado.

»Cuando estás creando algo con lo que realmente disfrutas, gozas de la relación humana, del compartir, de innovar..., Pero hay un barco del que hay que tirar y hay que hacer que sea un éxito porque si no muchos no lo van a entender y del fracaso no sacamos absolutamente nada más que decepciones, y lo que no puedes hacer es decepcionar a todas las personas porque queremos ser populistas, amiguetes y voluntariosos. Eso no me va. Yo he procurado que todo el mundo sienta que le ha costado lo que ha hecho para que se sienta dueño del éxito. Si yo soy la persona con más responsabilidades, soy quien más decisiones tengo que tomar, pero de lo que me he ocupado es de que las personas sientan que ellos también son parte del éxito de este proyecto.» [152]*


«En el mundo de la dialéctica cualquier opinión debe ser considerada y si decides plantearlo a la asamblea, para su votación, sabes a lo que te enfrentas, cuál es el riesgo que asumes. Pero si eres coherente con lo que dices y haces, las decisiones de aquella se aceptan y todo marcha. Estamos hablando de tomar las decisiones de forma compartida, es decir, de repartir el poder, precisamente ese es uno de los valores por los que considero que nuestro modelo funciona, porque se basa en la pérdida del poder de unos pocos que se lo reserva o conserva la asamblea que adopta sus decisiones en las grandes líneas estratégicas e incluso de gestión a largo plazo, quedando para los equipos las propias del corto y medio plazo.

»Esa es la diferencia entre tener poder o tener que ganarte la autoridad necesaria para coordinar y liderar un proyecto. Creo en la autoridad y no en el poder, a diferencia de lo que es habitual en las empresas.» [153]*


«De cara al futuro, el trabajo en equipo es una escuela de liderazgo o, si se prefiere, una cantera en la que quienes tienen las capacidades y el deseo de crecer como líderes disponen del entorno idóneo para conseguirlo. ¿Y cuáles son estas capacidades? Sobre todo tres, de comunicación, de trabajar en equipo y de asumir riesgos:


«La capacidad y la actitud para el trabajo en equipo y para la comunicación, de un lado y la necesaria para la toma de decisiones, de asumir riesgos. Y, además, un valor esencial es la ética.

»Y desarrollar todo eso, se hace dándoles [a los jóvenes]* oportunidades, trabajando en equipo, haciendo que propongan ellos mismos sus retos, fomentando que tomen decisiones, haciéndoles partícipes del triunfo, animándoles a que arriesguen más y más.

»De todo ello y generándose oportunidades saldrán buenos líderes para el futuro.» [154]*



Sentimientos, pensamientos y realidades de Koldo Saratxaga, cap. 4.


* Notas – Oharrak











No hay comentarios:

Publicar un comentario