domingo, 20 de noviembre de 2016

La creación de gbe-ner Elkartea



En octubre de 2009, en Bilbao, se presenta a la sociedad gbe-ner Elkartea (gizarte berria eraikitzen [construyendo una nueva sociedad]*-nuevo estilo de relaciones Elkartea [Asociación]*). Es una unión de organizaciones que comparten estilo organizativo, el NER, el Nuevo Estilo de Relaciones, y un compromiso que se halla expresado en su nombre: construir una nueva sociedad.

La nueva asociación cuenta con Koldo Saratxaga como presidente y con Juan Jesús Anduaga como coordinador general.

La página web de gbe-ner (http://www.gbe-ner.org) ofrece actualmente un amplio dosier de prensa de su presentación a la sociedad, al igual que informaciones de su trayectoria hasta hoy. En una de las entrevistas a Koldo recogidas en la web, podemos leer esta descripción de la sensibilidad que distingue a gbe-ner:

«Quienes estamos ahí llevamos décadas intentando de una manera muy humilde practicar un estilo organizacional diferente y queremos ser una referencia. Siempre ponemos a las personas por delante, porque en las organizaciones al uso no tienen mucha cabida.

»Es evidente que nos mueve una sensibilización social, que tiene que ver con la educación y con la sociedad. Nos han llevado a la empresa independiente como un lugar para ganar solo dinero, pero creemos que debe ser un lugar eficiente y compartirlo con los que lo generan porque somos parte de la sociedad. Tenemos que ser generosos con la sociedad. Así, nace la idea de hacer algo muy plural y diferente en ideologías. […]*

»Esperamos que esto despierte a organizaciones o personas, a las que les falta dar el paso, y tengan con quién apoyarse. La solidaridad es muy importante. La innovación es innata a la persona. Un actor se aprende la idea y, ante cualquier dificultad, improvisa. Nuestro estilo es generar una dinámica innovadora, que te lleve a un sueño. Así, además, seremos capaces de soportar mejor la crisis y, desde luego, despegaremos mejor.» [155]*



Sentimientos, pensamientos y realidades de Koldo Saratxaga, cap. 4.


* Notas – Oharrak











No hay comentarios:

Publicar un comentario