domingo, 20 de noviembre de 2016

Sentir la necesidad de mimar lo intangible para lograr lo tangible | La necesaria claridad de ideas | Un mejor estilo de relación y mejores resultados : : Koldo Saratxaga



«El futuro no hay quien lo controle.» [203]*



Sentir la necesidad de mimar lo intangible para lograr lo tangible

«Hay cosas que no puedes predecir. No sabemos qué puede ocurrir a nivel internacional y lo del once de septiembre lo demuestra. Porque si pudieras predecir... la vida y el mundo serían diferentes. Estaríamos ante una competencia de fuerzas y no de inteligencias.» [204]*

«La cuestión, en definitiva es saber quién está mejor preparado para el futuro y quién se encuentra más cómodo y con mejor disposición para afrontar nuevos retos y nuevos problemas que van a surgir en los mercados mundializados.» [205]*

«Se calcula que por lo menos un 75% de los fracasos humanos no pueden atribuirse a la falta de aptitud o de capacidad, sino a una actitud inadecuada. Esto demostraría que aporta más la parte emocional al éxito de las personas que la parte intelectual. La conclusión es clara, si la mayoría de las personas no conoce el éxito, es porque abandona demasiado pronto.» [206]*

«Por eso digo, cuida la huerta, mima el tomate, mira lo que puedes hacer pero no vayas contra la naturaleza, la naturaleza hará lo suyo y tú no puedes controlarla. Siembra que ya recogerás, dice la sabiduría popular. Y eso se comprueba muy bien en la tierra; es tan agradecida, que a nada que le das, te responde.» [207]*

«La cosecha depende de nuestra sensibilidad y cuidados.» [208]*



La necesaria claridad de ideas

«Suelo contar muy a menudo […] lo de la huerta y los tomates. Como ejemplo de cómo llevar a buen puerto una empresa, o mejor dicho, un proyecto.

»La tierra me transmite estas ideas: energía, paciencia, frutos, agradecimiento, futuro... La huerta me transmite: tierra, siembra, cuidados...» [209]*

«El crecimiento permite generar riqueza. […] Crecer es un imperativo. Si eres competitivo, creces, porque lo haces mejor que los demás, porque satisfaces a los clientes y porque atraes.

»Crecer es fácil, puedes tirar los precios y ya está. Pero el crecimiento tiene que ser una consecuencia. Esa es la clave. […] El crecimiento es una consecuencia, no una máxima.» [210]*

«Sembrar y plantar son actos anteriores a la cosecha para los que se requieren conocimientos, visión en el tiempo, preparación, mimo, paciencia, cuidados...» [211]*

«Creo que la mejor manera de medir la seguridad de futuro es comprobando la siembra. La cuestión es cómo sembrar. Con tantos indicadores tangibles, económicos o cuantitativos, están midiendo el presente, que a la vez es pasado.

»Por lo tanto, sí se están moviendo en predicciones, pero en predicciones de aspectos económicos, productivos, en número, en horas, todo lo que pueda ser cuantificable y, a mi juicio, hay que medir más los aspectos intangibles.

»Cuántos equipos tenemos, cuánto tiempo dedicamos a compartir, cuántos clientes nuevos hemos visitado, cuántos clientes nuevos tenemos, qué percepción tienen los clientes de nosotros, qué capacidad de innovar tenemos, cómo somos de flexibles, cómo se sienten de implicadas en el proyecto las personas, cómo y qué sabemos del futuro, cómo y de qué forma lo estamos diseñando, ¿estamos tranquilos contemplando ese futuro?» [212]*

«Siembra con las ideas, con las personas y con la visión de futuro y te aseguro que recogerás.» [213]*

«Al final lo que hace falta es saber cómo queremos conseguir las cosas, qué pasos vamos a dar, por dónde vamos a circular. Como siempre, cómo vamos a realizar la siembra. Podemos, incluso, decir que este año puede ser mejor llegar a cuarenta, sobre una buena base, que a ochenta de cualquier manera, por ejemplo, distorsionando la imagen de futuro. Luego ya vendrán los resultados. Lo que nos interesa, en suma, es compartir esos intangibles que vamos a utilizar para conseguir los tangibles. Pero sin eso no hay nada que hacer.» [214]*

«Por más vueltas que le demos, detrás siempre hay alma, siempre hay personas.» [215]*

«Esto requiere tener la idea clara. No se puede hablar de RR.HH. y de obreros como si estuviéramos hablando de tornillos o de computadoras. ¡¡Personas!!» [216]*

»Hay que invertir mucho tiempo en convivir e inculcar el valor del respeto mutuo. Intentar continuamente hacer comprender que es más lo que nos une que lo que nos separa, que unir ilusiones, energías en la misma dirección siempre dará mejores frutos y garantizará más el futuro.

»Puede tener una semejanza con lo que he calificado de mimo, paciencia y respeto a la naturaleza.» [217]*

«A los recursos se los estruja, pero a los trabajadores hay que mimarles, animarles, motivarles, darles la oportunidad de ser creativos y de participar.» [218]*



Un mejor estilo de relación y mejores resultados

«Las turbulencias y lo inesperado, dan oportunidades de descubrir nuevos entornos, no previstos, no planificados. La sorpresa no la elegimos nosotros, está a nuestro alrededor.

»Los equipos que comparten visión y objetivos y están en un entorno de confianza, pueden sacar grandes experiencias de compartir estos momentos de incertidumbre, que sin duda alguna les reforzarán sus capacidades ante nuevas inesperadas situaciones.» [219]*

«La incertidumbre ya de por sí existe porque el futuro es desconocido. [...]

»Lo que no hay que hacer es vivir de espaldas a la realidad. Hay que tener un gran respeto al futuro y, por tanto, hay que estar preparado para esa gran parte de él que ni puedes ni podrás controlar. Simplemente puedes estar mejor preparado que otros y, por tanto, con más garantías de continuidad.

»Lo que llamas incertidumbre es la espita que mantiene viva la ilusión de crear, de descubrir, de triunfar ante lo desconocido. Pero la confianza en el futuro, hacia el futuro, debe ser de optimismo.» [220]*

«Hay que tener una incertidumbre que nos haga creativos.» [221]*

«Hay que crear incertidumbre, la tranquilidad no es buena, porque no nos deja ver lo que sucede. Incertidumbre, no miedo, porque el miedo bloquea, impide la creatividad. Soñar con eliminar la incertidumbre ha llevado al control.» [222]*

«Hemos de compartir la incertidumbre, no el miedo, y siempre con confianza, que es muy difícil ganarla y se pierde en un segundo, y con coherencia, que también es difícil.» [223]*

«Todo lo que hagamos tiene que ser también una inversión para el futuro. Por eso hay que sustituir, en nuestra cultura, el concepto de “gasto” por el concepto de “inversión”.

»De esta forma, todo lo que decidamos hacer deberemos pensarlo como si fuera una semilla que fructificará a los tres, cinco o diez años. La inversión es un “gasto” pensado con efectos de futuro.

»Con esa misma idea debemos considerar los aspectos organizativos. Todo movimiento, toda acción, deben realizarse si son buenos para el futuro.

»Las relaciones no nos interesan solo por el “aquí te pillo, aquí te mato”, sino como un paso más que afiance el porvenir del proyecto.

»Esta manera de actuar nos aleja del parcheo a la vez que nos hace pensar en que muchas de las decisiones y maneras de hacer son válidas solo para salvar la cosecha del día, pero no para que la tierra sea eficiente y fértil para las cosechas futuras.» [224]*

«Cuando estamos cosechando permanentemente, quiere decir que estamos forzando la tierra, estamos maltratando la tierra, estamos pisando demasiado la tierra, no dejamos respirar la tierra, acabamos contaminándola y vamos matándola poco a poco.

»No dejamos espacios de libertad, paciencia, para que las personas den todo lo que llevan dentro.» [225]*

«Desde hace décadas soy antiprocesos y antiprocedimientos, porque estas herramientas matan siempre la creatividad de las personas. Debemos dejar espacios de libertad que motiven la creatividad innata de las personas. […]

»La única forma de crecer y aprender es experimentar cosas nuevas y poder equivocarse, pero para eso hacen falta espacios de libertad, de confianza, de información y de transparencia. Desgraciadamente pocas empresas y organizaciones son transparentes, porque la información y el conocimiento es poder y eso se lo reservan unos pocos.» [226]*

«Creemos que si lo hacemos bien ya vendrán los resultados, como siempre, nos preocupamos de la siembra ya que los resultados, la cosecha, nadie la conoce. No anteponemos la cosecha a la siembra.

»Porque estamos convencidos que una buena siembra dará su fruto, si no es un año, lo será en dos o tres, porque en los tres primeros pueden ocurrir determinadas catástrofes imprevisibles de todo punto. Pero llegará el momento adecuado para que nuestra siembra dé su fruto.» [227]*



Sentimientos, pensamientos y realidades de Koldo Saratxaga, cap. 6.


* Notas – Oharrak











No hay comentarios:

Publicar un comentario