viernes, 23 de junio de 2017

«La innovación, como cultura, debe ayudar a evitar que toda una organización esté inmersa en los problemas diarios»



¿Sinfonía o jazz? Koldo Saratxaga y el modelo Irizar.
Un modelo basado en las personas
(Fragmento)



«[Nuestro modelo Irizar] Está basado en la responsabilidad personal, absolutamente dependiente de la comunicación horizontal, de la relación permanente, para lo bueno y para lo malo, como en las familias. Y con todo por hacer. ¿ Por qué? Porque no se basa en el seguimiento de algo estructurado y muy definido, sino en aprovechar continuamente oportunidades de pequeño o gran calado. Hemos innovado e innovamos permanentemente. Queremos movernos en un campo muy amplio de actuación. Sí a la imaginación.


* * *


»La innovación, como cultura, debe ayudar a evitar que toda una organización esté inmersa en los problemas diarios, debe ayudar a que las personas se acostumbren a eliminar obstáculos al cambio, los absurdos controles y temores que sólo encierran falta de confianza y de responsabilidad, la cultura del error que solamente es posible intentando hacer algo nuevo. Una organización innovadora debe crear equipos de trabajo que cuenten con objetivos, con retos de alto nivel a medio y largo plazo, integrados por personas lo más diferentes posible, poco o nada expertas en el objetivo del equipo. Personas que se integren con ilusión y pasión, que quieran experimentar y lograr éxitos.


* * *


»Hay que dejar claro que la innovación debe abarcar a toda la organización y no sólo al producto. Diría que es la capacidad de reinventar lo que la organización pretende de acuerdo con las oportunidades que, en su más amplio sentido, el entorno le ofrece. Encierra una gran capacidad de riesgo para poderse adelantar a las necesidades posibles de los agentes en juego, atreviéndose, en ocasiones, a traspasar tópicos y culturas tradicionales.


* * *


»En Irizar teníamos lo que llamábamos en su día un área de I+D, pero, dentro del modelo Irizar, aquello por sí solo reventó. Formaban parte de ella personas que se estaban quedando fuera de la realidad, vivían al margen del día a día, por lo que les costaba conectar con los demás, tenían su propio espacio, departamento, con llave propia. Su velocidad nada tenía que ver con la del exterior. Por todo ello, su capacidad para adaptarse, de llegar al cliente, de saber cómo, cuándo, por qué y para qué era menor. Lo cortamos de raíz. Lo comprendieron y lo agradecieron, transcurridos unos meses desde la decisión.

»Tenemos claro que no queremos personas especialistas. Queremos generalistas; personas que sabiendo lo que queremos, lo que necesitamos y el mercado exige o precisará en el futuro, sean capaces de traccionarlo y conseguirlo.

»Las tecnologías necesarias para la creación de un autocar son múltiples y variadas y como en todos los casos, evolutivas. Si somos capaces de desarrollar lo que creemos necesario con la colaboración de los proveedores, las desarrollamos con equipos creados totalmente dentro. Si creemos o simplemente dudamos de poderlo conseguir así, vamos a la búsqueda de los mejores colaboradores y especialistas del mercado y los integramos para el logro de los objetivos.

»Nuestra habilidad fundamental consiste en adelantarnos a lo que el mercado precisa, contar con los mejores colaboradores externos en cada momento, para lograrlo, en calidad y coste y ser lo suficientemente ágiles para tener siempre un buen servicio. Calidad, servicio, coste y continua innovación. Y así a triunfar.»













No hay comentarios:

Publicar un comentario